Intratables

¿Qué dijo Santiago Del Moro sobre la polémica renuncia de Silvia Fernández Barrio?

El conductor de Intratables recibió con dolor la noticia y habló del futuro de la periodista

f700x390-326190_365208_3

Santiago del Moro era más que un compañero de Silvia Fernández Barrio en Intratables: “Ella llegó gracias a mí, a que yo la propuse”, dijo para resumir el vínculo de afecto. Y ante la consulta de Angel de Brito explicó la polémica renuncia.

“Cuando yo hacía Infama siempre éramos dos o tres, un grupo chiquito. Pero Intratables es un programa más grande, en el que vienen muchos periodistas y que tiene internas entre ellos”, señaló en alusión a los cruces constantes con Diego Brancatelli.

LEA MÁS  Inesperado: Mirtha estalló contra Clarín por un artículo en su contra

La renuncia de la polémica periodista generó enorme repercusión y dolor en sus compañeros, pero a nadie como al propio conductor del ciclo: “Yo no me meto en las internas de los compañeros porque son muchas”.

“Silvia es una histórica del programa, es una amiga, una copada y aparte ella llegó porque yo la propuse. Nos mandó un mail muy corto a todos diciendo que ‘Intratables era una etapa superada en su vida'”.

LEA MÁS  El "Puma" Goity estalló contra los medios: "Váyanse a la concha de su madre"

“Silvia es una mujer pensante y muy inteligente. Más allá de algún roce que pudo haber tenido con Brancatelli, no creo que sea por eso sino que tiene que ver con etapas cumplidas”, agregó. Y concluyó: “Las puertas las tiene abiertas. Creo que volverá”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Confirman el procesamiento de César Milani por secuestro y torturas

Así lo resolvió el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena, en el marco de la causa Olivera. El magistrado, además, le trabó un embargo por un millón de pesos

Milani http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/milani.jpg

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria