Economía

Salida del cepo y gradualismo: el Gobierno la cubrió con más endeudamiento y suba de tasas

Hasta ahora se aprobó una emisión de bonos para importadores BONAR 2016, por hasta U$S 5.000 millones al 6% anual, y una emisión de Bonar 2017 por hasta $ 7.500 millones

banco_central_de_la_republica_argentina_bcra

La salida del cepo no fue gratuita, ya que fue acompañada de la devaluación del peso, la reducción y eliminación de las retenciones, la suba de la tasa de interés y un salto inflacionario, en especial en alimentos.

La medida además se financia con un incremento de la deuda pública, por encima de los U$S 251.000 millones que dejó Cristina Kirchner, y a una alta tasa de interés.

Entre enero y septiembre de 2015, con Axel Kicillof en el Ministerio de Economía, la deuda pública total aumentó en US$ 18.211 millones. Pasando así de US$ 221.748 millones a US$ 239.959 millones.

Ya con Alfonso de Prat Gay en Economía, hasta ahora se aprobó una emisión de bonos para importadores BONAR 2016 por hasta U$S 5.000 millones al 6% anual, de los cuales en una primera licitación se adjudicaron U$S 1.046 millones, de acuerdo a lo publicado por el diario Clarín.

También se aprobó una emisión de Bonar 2017 por hasta $ 7.500 millones, se convirtió una parte del swap con China en dólares (por U$S 3.086 millones) y se reemplazó parte de la deuda con el Banco Central documentada en Letras Intransferibles vencidas y a vencer por U$S 16.000 millones por Bonos por U$S 13.600 millones con vencimientos 2022, 2025 y 2027 con tasas del 7,75 y 7,875% anuales.

Con este canje hay una quita de capital de U$S 2.400 millones en beneficio del Tesoro y en detrimento del Banco Central y también una suba de la tasa de interés a pagar en dólares que eleva el costo financiero final del Gobierno en unos U$S 10.000 millones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO