La causa de la efedrina

Narcoefedrina: el negocio de los Zacarías, Lanatta y la protección de Gendarmería

No son pocos los que señalan que el GEOF trabajó independientemente de las órdenes recibidas por Gendarmería. “Le desconfiaban y tenían razón”, indicó una fuente vinculada a la Policía Federal

gendarmeria-efedrina

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó en los últimos días haber recibido datos falsos en la investigación por la fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci.

De acuerdo a lo publicado por el diario Perfil, la poca veracidad de la información que circuló en la causa apunta a la complicidad de ciertos sectores de Gendarmería con los prófugos.

Los nexos sospechosos apuntan al Comandante General Gerardo José Otero, ya que siempre estuvo apadrinado por los Caserotto.

Rubén Caserotto fue director de Contaduría, su hermano mayor (médico) fue procesado por delitos de lesa humanidad, pero el que era íntimo de Néstor Kirchner era Roberto Caserotto.

LEA MÁS  Conurbano: apresan a dos hermanos con 65.000 dosis de LSD

“Chocho” Caserotto, el influyente gendarme de Cristina Fernández de Kirchner, conocía, según el matutino y se relacionaba con Mario Alberto Clemente y Miguel Zacarías. Existen fotos de todos ellos junto a la jueza María Romilda Servini de Cubría, que investiga el tráfico de efedrina en el país.

Zacarías es socio de Clemente en CNVP SA constituida, según boletín oficial de Santa Fe, en octubre del 2013. Clemente también es titular de Emerger SA,

LEA MÁS  Apuñaló para robar y le dieron arresto domiciliario porque es “solo un niño”

No obstante, Los Zacarías negaron conocer al empresario titular de Emerger SA. Se trata de una empresa de ambulancias de seguridad, radicada en la provincia de Santa Fe, la cual operaba en varios aeropuertos claves como El Calafate, Puerto Iguazú, Río Gallegos y Rosario y esta vinculada al tráfico de estupefacientes.

A Martín Lanatta lo terminaron apresando al norte de la capital santafecina. La noche anterior, la justicia había allanado el majestuoso chalet de Luis Zacarías en Coronda.

La jueza Servini de Cubría sospechaba que los Zacarías desembarcaron en el Sedronar de la mano del procesado José Luis Granero, ex odontólogo de Néstor Kirchner, que contaba con protección de un grupo de gendarmes de confianza.

LEA MÁS  Le trataron de robar la moto, corrió al ladrón y le tiró un piedrazo

Ellos les habrían garantizado la logística para el traslado de la efedrina. Los Lanatta debían declarar en esa causa en febrero próximo. Aparecieron cerca de Coronda. El chalet con bajada exclusiva al río Paraná fue allanado la noche anterior a la detención de Martín Lanatta.

No son pocos los que señalan que el GEOF trabajó independientemente de las órdenes recibidas por Gendarmería. “Le desconfiaban y tenían razón”, le indicó al diario citado una fuente vinculada a la Policía Federal.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO