Política

Sin Scioli, Massa y Urtubey van por la reconstrucción del peronismo

Los dirigentes del peronismo se reunieron en Pinamar para "refundar el partido" dejando atrás el kirchnerismo

massa urtubey en pinamar

La derrota en las urnas sigue siendo una gran icógnita para el peronismo que, encabezado por Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, busca reconstruirse.

Con esto en mente, los líderes se reunieron en el club La Herradura, en Pinamar con otros dirigentes partidarios entre los que se contaron los gobernadores de Córdoba, José Manuel de la Sota, y de Chubut, Mario Das Neves, entre otros. Estuvo, además, el ex titular de la Anses Diego Bossio, único representante del Frente para la Victoria.

Sectores cercanos a Massa señalaron que la idea es “ayudar a que nazca un nuevo peronismo” sin que ello signifique un retorno a la estructura orgánica partidaria: “La meta no es liderar el PJ, sino mantener y ampliar el Frente Renovador. Pero sí vamos a buscar ayudar a armar un peronismo nuevo, más moderno y plural”, se sinceró un dirigente massista.

La fuente añadió que la finalidad es avanzar en “la construcción de un peronismo renovado y fresco, con capacidad de gestión e ideas innovadoras”, esto es: dejando de lado el kirchnerismo.

La relación con el poder vigente

Si bien el líder del Frente Renovador se mostró acecesible para el presidente Mauricio Macri, Massa quiere compensar esos gestos con algún límite a la gestión de Cambiemos. La reunión fue la oportunidad ideal, reforzando su papel de opositor antes de subirse al avión rumbo al foro económico de Davos como invitado especial de la comitiva que encabezará Macri.

“No es el lanzamiento de una línea interna ni nada de eso. La mirada es más amplia. Estos encuentros apuntan a diseñar el peronismo del siglo XXI, moderno y plural. Nosotros somos el Frente Renovador”, insistió un dirigente massista.

Y se consensuó continuar en el Congreso con las luchas ya tradicionales del massismo: la eliminación de Ganancias, la vigencia del 82% móvil y la coparticipación federal.

Uno de los mensajes más fuertes, sin embargo, lo mandó el cordobés De la Sota desde Brasil: a través de su alfil Carlos Caserio pidió “refundar el partido” sin el kirchnerismo. 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Para Camaño, el problema con Sala es culpa del Gobierno, pero “eso no quiere decir que tenga que ser liberada”

La diputada massista opinó que “ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática”

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017