Historias de vida

El calvario de una rosarina que tiene 30 años y pesa 400 kilos

La mujer necesita que la trasladen a un hospital para un tratamiento integral, pero ninguna ambulancia quiere llevarla

isabella-rosario

Isabella Amaral pesa 400 kilos, que le impiden la más mínima movilidad de la cintura para abajo. Por su enfermedad, hace seis meses que esta joven de 30 años está postrada en una cama pidiendo por una ayuda estatal que no llega de forma adecuada.

La mujer necesita que la trasladen a un hospital para un tratamiento integral, pero ninguna ambulancia quiere llevarla. “Me están empujando a la muerte”, le aseguró Isabella al diario Clarín.

Amaral vive en barrio Tablada, al sur de Rosario. “Estoy atrapada en esta habitación, hace seis meses que no veo el sol, que no puedo respirar el aire de afuera”, relató preocupada.

El problema de salud de Isabella empeoró hace 6 años. Logró convivir con su gordura hasta el 2009, cuando falleció su padre. Por aquel entonces, pesaba 130 kilos. Estudiaba, trabajaba y le dedicaba muchas horas del día a la actividad física para “combatir la herencia familiar”.

“Siempre fui gorda. Abandoné la escuela por la discriminación que sufrí. Retomé los estudios de grande para poder ser alguien en esta vida. Eso hoy parece imposible”, le contó al matutino mencionado.

La muerte de su papá le produjo una profunda depresión y en un irreversible retroceso en su estado de salud.

La ayuda del Estado llega a cuentagotas: tiene cuidadores permanentes, una nutricionista y un médico clínico a su disposición. “Todos vienen, firman, sacan fotos y se van. Pasan los meses y empeoro día a a día”, detalló.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La inflación del Congreso llegó a 1,9% en noviembre

El índice de consultoras privadas midió un aumento del IPC que alcanzó el 43,4% anual

Otro narco libre: Escandaloso diálogo entre un Oficial de policía y el secretario de un juzgado

En el medio de las internas por el traslado de la policía Federal a la ciudad, trascendió un polémico audio entre un Oficial de la comisaría 8 y el secretario Fornasari del juzgado federal 10