La polémica serie documental de Netflix que divide a Estados Unidos

¿Netflix fabricó a un inocente? La serie genera polémica luego de ser acusada de estar a favor del hombre que mató a sangre fría a Teresa Halbach en 2005

making_a_murderer

El poder mediático de Netflix ha dividido a la sociedad estadunidense con el reciente estreno mundial de la serie documental “Making A Murderer” (“Fabricando un Asesino”) que ha convertido a un criminal convicto convertido en fenómeno viral y pone en jaque al sistema de administración de justicia del país de las barras y las estrellas.

La historia narra el caso real de Steven Avery, un hombre de Wisconsin, liberado de prisión en 2003 tras pasar 18 años tras las rejas al ser exonerado del ataque brutal a Ann Beernsten, gracias a una prueba de ADN.

Sin embargo, dos años más tarde, en medio de una demanda civil de 36 millones de dólares que levantó por su falsa sentencia, Avery fue arrestado y sentenciado a cadena perpetua por el asesinato a sangre fría de la fotógrafa Teresa Halbach.

Las creadoras de la investigación de Netflix, Laura Ricciardi y Moira Demos, coincidieron que en la emisión han expuesto ambas partes de la historia en la adictiva serie que les llevó 10 años de investigación, luego de ser acusadas de “armar” un programa parcial y de omitir mucha de la evidencia que condenó a prisión a Avery.

El revuelo creado por la serie documental a generado que más de 200 mil personas firmaran una petición en Change.org para pedir su excarcelación, y el caso también es debatido en Twitter, donde miles de usuarios con el hashtag#FreeStevenAvery piden un nuevo juicio y ayuda para saber quién sería el verdadero asesino de Halbach.

Con 10 capítulos “Making A Murderer” está, desde el pasado 18 de diciembre, disponible en el catálogo de Netflix a escala mundial, y para poder verla hay que ser suscriptor de la plataforma de streaming.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Subte: paro de todas las líneas por la muerte de un trabajador electrocutado

Sucedió en los Talleres Colonia de la Línea H a las 2 de la mañana. El protagonista estaba arreglando un aire acondicionado