Política

Michetti dio de baja “2035 designaciones políticas” hechas por Amado Boudou en el Senado

Fue una medida tomada por decreto. Además, la vicepresidenta creó una comisión para analizar la totalidad de los legajos de planta permanente. "La gestión del Senado debe volver a ser transparente", consideró Michetti

Gabriela-Michetti

La vicepresidenta Gabriela Michetti decretó hoy la baja de “2035 designaciones políticas” que realizó su antecesor en el Senado, Amado Boudou, y creó una “comisión revisora especial de máximo nivel” que analizará “en un plazo máximo de 120 días la totalidad” de los legajos de la planta permanente y las 2317 recategorizaciones del último año. 

El objetivo de la medida es “garantizar el pago de los salarios” ya que “si hoy el Senado quisiera hacer frente al pago de sueldos, sin aumentos, ya tendría un déficit de 570 millones”, precisa un comunicado. A su vez, resalta que “el ex vicepresidente violó todas las reglas de ingreso y promoción que protegen la carrera administrativa de los trabajadores” y “puso en crisis, además, el presupuesto para 2016”.

El comunicado afirma: “Firmó un decreto por el cual se dan de baja las 2035 designaciones políticas decididas por su antecesor a través de tres decretos, dos del 26 de enero y uno del 3 de noviembre de 2015”.

A su vez, la medida se complementa con “la creación de una comisión revisora especial de máximo nivel integrada por el senador Mario Daniele, el director general de Recursos Humanos, Pablo Casals, y el subdirector general de Administración, Diego Lacu”.

Esta comisión “analizará, en un plazo máximo de 120 días, la totalidad de los legajos de la planta permanente y las recategorizaciones de los últimos doce meses a la luz de las necesidades funcionales del Senado, que no variaron de manera sustancial desde el final de la gestión de Julio Cobos”, explica el comunicado.
La baja de los más de 2000 contratos “cuenta con el apoyo de las distintas bancadas”, se explicó.

En las redes sociales, la vicepresidenta también comunicó la decisión del Gobierno afirmando que “la gestión del Senado debe volver a ser transparente”.

Y sumó: “No es posible que un desmadre administrativo administrativo del Senado caiga sobre la espalda de los propios trabajadores. Y de los contribuyentes”.

 

Por último, explicó que “la medida tomada de dar de baja las 2035 asignaciones políticas decididas por Boudou significan un aumento de la plantilla del 146%”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO