Triple Crimen

Aníbal Fernández admitió que el barrabrava detenido trabajó para él en los 90

El ex jefe de Gabinete reconoció que Marcelo Mallo colaboró en su campaña para intendente de Quilmes, en 1991. Sin embargo, lo vinculó con Julián Dominguez y volvió a hablar de "fuego amigo"

DYN11.JPG

Aníbal Fernández , ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner , volvió a quedar inmerso en la trama de la fuga de los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez. 

Es que este domingo, y en el marco de los allanamientos para dar con los prófugos, quedó detenido el barrabrava kirchnerista Marcelo Mallo.

En una entrevista con Radio 10, el ex funcionario intentó despegarse del ex jefe de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), aunque admitió que Mallo trabajó para él durante su campaña para ser intendente de Quilmes en los noventa.

“Ninguna [relación]. Trabajó con nosotros políticamente en 1991 cuando competí por la intendencia de Quilmes, pero después nunca más trabajó”, sostuvo Aníbal Fernández.

Además, dijo que “nunca” participó de actividades vinculadas a la agrupación Compromiso K en la que milita Mallo. “No era de la provincia”, señaló.

Luego, en una entrevista con radio Del Plata, el ex ministro coordinador vinculó a Mallo con el ex titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez , quien fuera su rival en la interna del FPV en la PASO por la provincia de Buenos Aires.

Según Aníbal Fernández, el barrabrava kirchnerista “trabaja políticamente hace cinco años” con el ex legislador. “Hubo mucho fuego amigo. Estos son de los ejemplos más claros”, resaltó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro