Fuga de presos

Una lista de hechos inexplicables que aumentan el misterio

La fuga de los hermanos Lanatta y Schillaci está repleta de interrogantes y cuestiones insólitas

Imagen ilustrativa

1 Usaron un arma de juguete y se fueron por la puerta.
Los tres condenados por el Triple Crimen utilizaron una réplica de madera de una pistola 9 milímetros para reducir a tres de los guardiacárceles y usarlos como escudos humanos. Las autoridades del penal de General Alvear aseguraron que tenían un arma real para esquivar el ridículo, pero los mismos guardias lo desmintieron.

2 Usaron un auto antiguo y les costó arrancarlo.
Los Lanatta y Schillaci primeron se subieron a un Fiat 128 (patente UVH 333) que le robaron a uno de los empleados del SPB para salir del penal. Luego se subieron a una camioneta Toyota doble cabina negra que los estaba esperando. Ese vehículo fue captado por las cámaras de seguridad en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, en la salida hacia la ruta 205. Hasta ahora nunca apareció.

3 Uno de los penitenciarios no podía tocar armas por su religión.
En el puesto número uno del portón de la Unidad 30 debía haber tres guardias la noche de la fuga, pero había uno solo. Cuando los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci vieron al carcelero, se pusieron nerviosos. Pero reducirlo fue un simple trámite. El hombre no opuso resistencia: era un Testigo de Jehová que no portaba armas porque su religión se lo impide.

4 Fueron a una quinta donde había cien testigos.
Según el relato oficial, el domingo a la madrugada los prófugos estuvieron en la casaquinta de Marcelo Melnyk, un empresario gastronómico de dudoso patrimonio. Aunque en un comienzo lo negó, Melnyk, alias “El Faraón”, habría confesando que los recibió en su propiedad, ubicada en la ruta 206, en Florencio Varela. A esa hora, siempre según el relato oficial, en el lugar había cien personas que festejaban un cumpleaños. Pese al riesgo que alguien los vea, los Lanatta y Schillaci se habrían quedado hasta las cuatro y media de la tarde del domingo. Las autoridades creen que esa visita podría haber durado varias horas más.

5 Tenían apoyo del narcotráfico y terminaron en un tiroteo en una ruta provincial.
Según la sentencia del Triple Crimen, los condenados eran parte de una red de narcotráfico que terminaba en Ibar Pérez Corradi, actualmente prófugo de la Justicia, aunque estaba investigado por dos jueces federales: Sandra Arroyo Salgado y Norberto Oyarbide. Se especulaban que podrían haber dejado el país en las primeras horas de la fuga, pero terminaron tiroteándose con dos policías en un puesto de control de la ruta 20, cerca de la localidad de Ranchos.

6 Los tenían “cercados” y siguen prófugos.
En las horas posteriores al tiroteo, la Policía y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dejaron trascender que los prófugos estaban “cercados” y que estaban siendo monitoreados, supuestamente a través de sus teléfonos celulares. Sin embargo, horas después habrían robado una camioneta en Quilmes.

 

Fuente: Clarín

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri y su equipo culmina su “retiro espiritual” con muchos objetivos para 2017

La reunión en el complejo turístico de Chapadmalal que termina hoy al mediodía cierra con una cantidad numerosa de objetivos para el próximo año

Cuál fue la ausencia más notoria del retiro en Chapadmalal

La reunión en la costa marplatense contrasta con la modalidad implementada durante el kirhcnerismo, donde no eran habituales las reuniones de Gabinete