Papa Francisco

En su primer mensaje del año, Francisco pidió superar el “río de miseria” que crece en el mundo

Ante una multitud, el Sumo Pontífice pidió combatir la injusticia y la violencia de un mundo indiferente en el que muchos sufren. Pidió la "construcción de un mundo más justo y fraterno, en el que todas las personas y todas las criaturas puedan vivir en paz"

viernes 1 de enero de 2016 - 10:53 am

Ante una multitud que no quería perderse su primer discurso del año, el papa Francisco pidió hoy combatir al río de miseria, injusticia y violencia de un mundo indiferente en el que muchos sufren. [pullquote position=”right”]En su primer mensaje del año, Francisco pidió superar el “río de miseria” que crece en el mundo[/pullquote]

“¿Cómo puede ser este un tiempo de plenitud, si ante nuestros ojos muchos hombres, mujeres y niños siguen huyendo de la guerra, del hambre, de la persecución, dispuestos a arriesgar su vida con tal de que se respeten sus derechos fundamentales?”, se preguntó Francisco, en una homilía que estuvo marcada por la presencia de agentes policiales.

LEA MÁS  Aventura en Cuzco: 4 experiencias imperdibles para conocer a fondo esta ciudad histórica de Perú

Y agregó: ¿Cómo es posible que perdure la opresión del hombre contra el hombre, que la arrogancia del más fuerte continúe humillando al más débil, arrinconándolo en los márgenes más miserables de nuestro mundo?”, se preguntó Francisco en la homilía que estuvo marcada por la presencia de agentes policiales.

Además, el Sumo Pontífice pidió superar lo que llamó “un río de miseria” a través de la “construcción de un mundo más justo y fraterno, en el que todas las personas y todas las criaturas puedan vivir en paz, en la armonía de la creación originaria de Dios”.

LEA MÁS  Tiene 14 años, hizo una falsa amenaza de bomba para "zafar" de un examen y terminó detenido

Francisco reclamó, en el que los católicos consideran el Día Mundial de la Paz, “dejarnos regenerar para vencer la indiferencia que impide la solidaridad y salir de la falsa neutralidad que obstaculiza el compartir”. “Construyamos un mundo cada vez más justo y fraternal”, aseveró el Papa.

COMENTARIOS