Salud

Seis errores que están arruinando la calidad de tu desayuno

¿Sos de los que sale corriendo por la puerta despuès de haberte tomado un cafe? Te contamos cómo mejorar tu rutina mañanera

Desayuno

El desayuno es una de las comidas principales del día, pero no solemos darle la importancia que necesita: son muchos los que creen que un simple café con galletas es más que suficiente hasta llegar a la siguiente comida, o peor aún, prefieren ignorarlo.

Para que sea energético y beneficioso es esencial que contenga cierta cantidad de proteína, grasas y carbohidratos, pero no de cualquier tipo. Te pasamos los errores más comunes a la hora de elegir desayuno.

1. Consumir demasiada sal

El exceso de sodio al desayuno, y a cualquier hora del día, es una de las causas principales de trastornos como la retención de líquidos y problemas de circulación.

Lo más preocupante de todo es que suele ser muy fácil ingerirlo en cantidades exageradas, ya que está presente en muchas comidas habituales, como el queso, pan u otra preparación salada.

Además, es mejor hacer a un lado los alimentos procesados, grasas vegetales y embutidos que son productos que la contienen en cantidades que sobrepasan los índices recomendados.

2. No incluir vegetales ni frutas

Consumir sólo cereales integrales, frutos secos y yogur parece a simple vista una gran elección, pero aunque estos son alimentos muy saludables, resulta erróneo no incluir, por lo menos, alguna pieza de frutas y verduras.

De acuerdo con las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud, toda persona debe ingerir por lo menos 400 g de vegetales y frutas al día.

El desayuno es el momento perfecto para incorporarlos, porque así se aprovecha su fibra, antioxidantes y demás nutrientes.

3. Ingerir poco líquido

Puede que los líquidos no se tomen con exactitud a la hora del desayuno, pero sí deben tomarse en horas de la mañana.

Justo después de levantarse, el cuerpo pierde una cantidad significativa de líquido y sales minerales con la orina, lo que produce cierto grado de deshidratación, por lo que es recomendable tomar antes del desayuno algùn jugo, una taza de té o agua tibia con limón.

4. No saber elegir los hidratos de carbono

Es esencial saber que los carbohidratos se dividen en dos categorías: simples y complejos. Los primeros se pueden encontrar en alimentos como el azúcar de mesa, las harinas blancas y algunos lácteos.

Los complejos son aquellos contenidos en frutos secos, cereales integrales y vegetales verdes, los cuales aportan cantidades significativas de fibra, aminoácidos y vitaminas. Estos son los que se deben elegir para la primera comida del día, ya que tardan más en digerirse pero aumentan el gasto energético sin elevar los niveles de azúcar en la sangre.

5. Comer demasiado poco

Los expertos en salud y nutrición aseguran que el desayuno debe proporcionar un 25% de las energías diarias, es decir, unas 500 calorías. Sin embargo, si se busca adelgazar, estas se pueden reducir hasta 350, nunca menos.

El consumo de un té o un café con un par de galletas no cumple con este requerimiento, y esa escasez se traduce en horas posteriores en mayor sensación de hambre y debilidad física y mental.

6. Olvidarse la proteína

Las proteínas son nutrientes esenciales que favorecen la formación de masa magra, además de participar en el crecimiento y el mantenimiento del pelo, las uñas, los órganos internos y hasta la sangre.

Ingerirlas en el desayuno aumenta la sensación de saciedad y participa de forma activa en el incremento del rendimiento físico y mental.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado

Detuvieron al operario supuestamente responsable por la muerte del operario del subte

La defensa de Marcelo Cuttri, supuesto responsable de la muerte de Matías Kruger, presentó un pedido de excarcelación que fue rechazado