Televisión

Terminó 678: críticas al Gobierno de Macri, nostalgia y un “vamos a volver”

El programa ultra K emitido por la TV. Pública tuvo su última emisión. Con las mismas características de siempre, aunque con tono de balance nostálgico dio un adiós, al menos en ese canal. Dijeron que el futuro del ciclo es incierto

678

Hoy fue el último programa de 678, el ciclo producido por Diego Gvirtz emitido en la TV Pública desde el 6 de abril de 2009. Surgido como un programa de análisis crítico de los medios, 678 brindó la batalla comunicacional del kirchnerismo, siendo un actor importante en la pelea entre el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el Grupo Clarín. 

Con el paso de los años, el ciclo se transformó en defensor a ultranza de las políticas kirchneristas y su nivel de confrontación contra los “medios hegemónicos” se profundizó.

Tras la victoria de Mauricio Macri en la segunda vuelta contra Daniel Scioli, 678 fue uno de los grandes interrogantes. La continuidad del ciclo estaba en duda teniendo en cuenta que el presidente electo había anticipado en campaña que levantaría el ciclo. A pocos días de iniciada la gestión PRO, el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, confirmó que el programa no seguiría en el aire, aunque se respetaría el contrato firmado. Así fue: este miércoles 23 de diciembre terminó 678 en la TV. Pública. No hubo renovación y el futuro del ciclo es incierto.

Las críticas de siempre, nostalgia y el “aguante”

El inicio del programa de hoy comenzó con un extenso collage de archivos en el que se vieron las “banderas” del programa: Hebe de Bonafini, Estela de Carlotto, Diego Maradona, el Indio Solario, Cristina Fernández de Kirchner. Todo mezclado con su clásico discurso contra Mauricio Macri y un dejo de nostalgia musicalizado con Silvio Rodríguez.

Terminado el extenso video, comenzó formalmente el programa. Una tribuna numerosa cantando “vamos a volver” fue la antesala de la presentación realizada por Carlos Barragán y Jorge Dorio, quienes condujeron de manera conjunta.

Pese a las especulaciones, finalmente la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner no estuvo sentada en el piso. El único invitado fue el ex ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof, quien se encargó de cargar contra las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri y Clarín, todo con tono pedagógico.

Pero antes de Kicillof hubo una comunicación telefónica con Máximo Kirchner. “Llama la atención lo nerviosos que han puesto a tantos un programa de televisión”, coemenzó diciendo el líder de La Cámpora y diputado. Y agregó: “Es más que un programa de televisión”.

“El reconocimiento popular es lo más importante, porque para el reconocimiento de los medios hay que entregar mucho, hay que traicionar”, dijo adulando 678. Y luego destacó que el gobierno de su madre logró la “recuperación de la dignidad y la autoestima” del país.

Respecto al gabinete de Macri, Máximo consideró que “el macrismo es un CEO fascismo”, debido a su relación con el ámbito privado. Y consideró que hubo una “devolución de favores del señor presidente a Magnetto” por la intervención de la AFSCA, el levantamiento de 678 y la designación por decreto de los jueces de la Corte.

Luego vino una especie de descargo de cada panelista: Orlando Barone, Nora Veiras, Sandra Russo, Victoria Moyano, Dante Palma, Cynthia García y Edgardo Mocca, el más emocionado. Las palabras de los periodistas giraron en torno a sus experiencias personales en relación al ciclo y sobre el posible futuro.

“A 678 lo saca del aire el presidente”, dijo Mocca. Veiras, por su parte, dijo con tristeza que el futuro del ciclo es incierto. Aún no tienen nada concreto y deberán esperar hasta marzo, dijo la periodista.

Durante la noche hubo algo que fue omnipresente: la idea de la vuelta, del regreso. Tanto la “hinchada” como los panelistas y conductores afirmaron: “Vamos a volver”. Fue así como terminó el programa de trinchera que tuvo la gestión de Cristina Fernández de Kirchner: con lo partidario surgió, y así también terminó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Jugada K en la Justicia: desplazaron de Casación a los jueces Borinsky y Hornos

Ambos magistrados formaban parte de la Sala I de Casación Penal, un tribunal que tiene varias causas que irritan al gobierno kirchnerista

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)