Judiciales

Causa espionaje a funcionarios: una audiencia caliente en Casación casi termina a las trompadas

La investigación judicial incluye a diversos periodistas de los principales medios del país. Entre los espiados se encuentra Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli

Tribunales

El miércoles, en la Camara de Casación, se realizó una audiencia pública por un caso donde están procesados varios periodistas.

Se trata del caso que tuvo a su cargo la jueza Sandra Arroyo Salgado, muy vinculada a un sector de la SIDE hasta la muerte de su ex marido, el fiscal Nisman. Según el expediente, el trabajo de detectar y capturar e-mails de funcionarios kirchneristas lo hacían ex agentes de la SIDE y de la PSA.

Están procesados por el caso, en carácter algunos de responsables y otros de beneficiarios de la información, el ex titular de la SIDE Juan Bautista Yofre, el director del portal Seprin, Héctor Alderete, Néstor Ick y Daniel Reimundes. En otro grupo, el de quienes “consumían” el contenido hackeado figuran el periodista de La Nación Carlos Pagni, el director del portal Urgente 24 Edgar Mainhard y el periodista Roberto García.

Según lo confirmado por el portal Expediente Político, la audiencia pública fue tensa. Los defensores de los imputados aseguraron que se está “violando la libertad de expresión”.

La lista de los espiados incluiría a Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Scioli, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, la ex ministra de Defensa Nilda Garré, el ex canciller Jorge Taiana, secretarios presidenciales, entre otros.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro