Aerolíneas Argentinas

Mirtha Legrand, Susana Giménez y el Papa, censurados en Aerolíneas Argentinas

"Nos pasó lo que nunca en 23 años a cargo de la publicación: no teníamos libertad de expresión", aseguró Carlos Manzi, editor de la revista Alta, distribuida entre los pasajeros de la aerolínea estatal

aerolineas_argentinas_revista_alta_censura

La conductora Mirtha Legrand leyó durante su programa una carta enviada por los trabajadores de la revista Alta en donde denunciaron censura.

“Mirtha, quiero que sepa que teníamos prohibido publicar fotos de usted, Susana Giménez y otros también, incluso el mismísimo Papa, pero hasta que la Presidente (Cristina Kirchner) fue con los mates a saludarlo y entonces nos indicaron que debíamos hacer nota”.

“Me pasó lo que nunca en estos 23 años: había una restricción de lo que se publicaba; no teníamos libertad de expresión. Tuvimos que asumir ese hecho para cuidar las fuentes de trabajo y lo inestable de la relación con Aerolíneas”, contó Manzi al diario Infobae tras la denuncia de la conductora en su programa de Canal 13.

“No solo no podíamos publicar notas sobre Mirtha Legrand ni Susana Giménez, tampoco cualquier información sobre la Ciudad de Buenos Aires (donde Mauricio Macri era jefe de Gobierno) ni avisos publicitarios de Tigre (municipio vinculado a Sergio Massa)”, dijo Manzi.

“Cuando eligieron a Jorge Bergoglio como Papa, queríamos publicarlo porque era importante. Se nos prohibió. Todo cambió cuando la Presidente (Cristina Kirchner) entregó unos mates al Sumo Pontífice y ahí se nos indicó que debíamos hacer una nota”.

“Tenemos 35 años en el mercado de las comunicaciones, una trayectoria seria. Hace 23 años que hacemos la revista de Aerolíneas Argentinas, hemos cambiado seis presidentes y la seguimos haciendo por méritos. Fuimos premiados como una de las mejores revistas de América Latina, poniéndonos al nivel de publicaciones de los EEUU y Europa”, recordó Manzi antes de explicar que la decisión de censurar publicidad afectó a la editorial: “La fuente de ingreso de la revista son los avisos; la revista no le cuesta un peso a la compañía. Incluso, se le otorga un canon a la empresa por distribuirla”.

Manzi denunció que, “desde que asumió, Recalde intentó rescindir el contrato por diferentes vías, de dudosa legalidad”.

A pocos días de las elecciones presidenciales, el contrato del empresario fue dado de baja y entregado, en “concurso cerrado”, a otra compañía. Manzi aseguró a Infobae que iniciaron acciones legales para recuperar la edición y mantener a salvo así a las cerca de 30 personas que trabajan en Alta.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Diputados aprobó el proyecto opositor del impuesto a las Ganancias

El oficialismo fue derrotado tras el acuerdo de referentes del massismo, el kirchnerismo y el Bloque Justicialista

“Siguen siendo tiranos”: la ira de una diputada PRO durante el debate de Ganancias

La diputada macrista Silvia Lospennato apuntó contra el kirchnerismo y el massismo, y criticó que se apoyen en el tiempo reglamentario para no dejarlos argumentar su postura