Papa Francisco

El Papa Francisco sigue sin hablarle a Mauricio Macri

A 20 días de la elección presidencial, Bergoglio no se ha comunicado aun directamente con el nuevo mandatario

EL PAPA FRANCISCO RECIBIO AL JEFE DE GOBIERO PORTEÑO, MAURICIO MACRI, JUNTO A SU ESPOSA Y SU HIJA

En sus tiempos de Cardenal y Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio tenía muchos interlocutores y amigos en el PRO. Pero las cosas se enfriaron cuando el entonces todavía jefe de Gobierno de la Ciudad no apeló un fallo a favor del matrimonio de una pareja homosexual; un gesto que contribuyó a pavimentar el camino hacia la legalización que luego promovería el gobierno kirchnerista.

“Macri faltó gravemente a su deber de gobernante”, fue la sentencia de Bergoglio en aquel momento. Es imaginable cuál habrá sido su reacción cuando supo que la hoy vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, una de las personas más cercanas a sus posiciones, se dijo arrepentida de no haber votado a favor de la Ley de Matrimonio Igualitario.

En los últimos tres años de Bergoglio en la Argentina, antes de ser electo Papa, los encuentros con Mauricio Macri se fueron espaciando cada vez más. Al parecer, no sólo los Kirchner buscaban eludir las filípicas del Cardenal, conocido por su dureza en la crítica a los poderosos.

Durante el proceso electoral, el Papa no dijo mucho, excepto aquel “Que voten a conciencia, ya conocen mi pensamiento”, que dio lugar a libre interpretación de cada uno, por lo críptico.

Claro que nada de esto alcanza para explicar una actitud un tanto asimétrica de un Papa que se ha mostrado extremadamente misericordioso con un gobierno -el kirchnerista- que lo anatemizó, lo persiguió judicialmente y hasta recibió su elevación al Papado como una pésima noticia. Antes de que amigos de Bergoglio le hicieran ver la conveniencia de una buena relación con el primer pontífice latinoamericano de la historia, Cristina Kirchner hizo chiflar a Francisco por sus seguidores en un acto en Tecnópolis.

Pero Bergoglio puso la otra mejilla recibiendo a la Presidente argentina en cinco ocasiones; y a varios de sus acólitos que no tuvieron sin embargo un comportamiento a la altura de las circunstancias. No sólo aprovecharon para hacer proselitismo y propaganda sectaria, sino que hasta llegaron a explicar que el equivocado era el Papa. “Francisco es inversamente proporcional a Bergoglio –dijo sin sonrojarse Eduardo Valdés embajador de Cristina ante la Santa Sede-; Bergoglio era muro, Francisco es puente”.

Estos excesos han gozado por parte de Francisco de una tolerancia hasta ahora infinita que contrasta con la frialdad protocolar de estos días, cruciales para el futuro de su país.

Fuente: Extraído de nota de Infobae

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

¿Sobornos? Denuncian que Scioli utilizaba como propio un avión de un millonario italiano

El fiscal Álvaro Garganta sospecha que el ex gobernador usó un avión lujoso de Mario Continidurante 2014 y 2015 para la campaña presidencial. ¿Cómo fue el rol del empresario aeronáutico Gustavo Carmona?

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”