Política

Jorge Altamira criticó a Nicolás Del Caño por no ir a la reunión con Mauricio Macri

El referente del Partido Obrero cruzó a su rival en las primarias por no asistir a la convocatoria del Presidente. "Era la oportunidad para hacernos un festival en la Casa Rosada y mostrar lo que es el Frente de Izquierda para el futuro de la Argentina", afirmó

jorge-altamira

El referente del Partido Obrero, Jorge Altamira, cruzó a su rival en las primarias presidenciales del Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, por no asistir a la convocatoria de Mauricio Macri para tener una reunión en la Casa Rosada. 

“No fue una decisión del Frente de Izquierda, fue una decisión que tomó el partido de Del Caño. La decisión de no ir nunca fue consultada. Hubiera sido espectacular ir”, indicó.

Además, en diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad habló de la tradición de su partido frente a este tipo de invitaciones. “Desde el 83 hasta ahora hemos ido a todas las invitaciones porque es una oportunidad de hacer una confrontación política, y además era una reunión pública”, explicó.

Y agregó: “Yo soy de la opinión de que siempre hay que ir a discutir para después informarle a la ciudadanía lo que dijo”.

En este sentido, planteó que “era la oportunidad para hacernos un festival en la Casa Rosada y mostrar lo que es el Frente de Izquierda para el futuro de la Argentina”. “Esto pone de manifiesto que cuando no actuamos en forma consensuada podemos no elegir lo mejor”, sostuvo.

Pese a cuestionar la ausencia de Del Caño, Altamira aclaró que el ex diputado nacional por el Partido de los Trabajadores Socialistas es su “compañero de lucha”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados