Fútbol Internacional

Karim Benzema fue apartado de la Selección de Francia y se podría perder la Eurocopa

Si no logra resolver ante la Justicia su problema por el caso "Valbuena", donde es acusado de chantaje con un video sexual, el delantero no podrá volver a ser convocado

Karim Benzema

El delantero del Real Madrid, Karim Benzema, a los 27 años y  siendo una de las estrellas de la selección “bleu”, se podría perder la Eurocopa 2016, debido a que se encuentra imputado en “el caso Valbuena” por extorsión.  

El centrocampista del Olympique de Lyon, Mathieu Valbuena, denunció a finales de julio ser extorsionado por Benzema con la publicación de un video sexual por que el que el centrodelantero del Real Madrid le habría pedido 150.000 euros (unos 164.000 dólares).

“Espero que esto acabe bien porque yo no he hecho nada. No soy culpable. Ofrecí a Valbuena la ayuda de un amigo que vive en Lyon (donde juega él). Luego escucho en los medios que he chantejeado a mi amigo y esto me pone loco”, dijo en una entrevista el goleador.

“Valbuena me dijo ‘gracias hermano por haberme ayudado’. Sólo me arrepiento de una cosa: haberme reído de esto una vez por teléfono”, agregó.

Noel Le Graet, el presidente de la FFF, afirmó que el DT de la Selección, Didier Deschamps, es consciente de la situación y afirmó que el técnico “lo acepta pero no le hace feliz”.

Para Le Graet “el juicio está vacío en tres cuartas partes e inflado por los medios de comunicación”. Además el mandatario de la FFF se mostró convencido que la situación se resolverá: “creo que Benzema se ve superado por la situación y orquestado por el instigador del chantaje”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Informe de la AFIP sobre la sucursal Bahía Blanca revela el encubrimiento a Báez

Se durmieron durante años las fiscalizaciones contra las sociedades que emitieron facturas truchas para el empresario y se intentaron acomodar los papeles para que esa operatoria multimillonaria no saliera a la luz

Renuncia de Matteo Renzi: la Unión Europea ahora tiembla por Italia

“El pueblo italiano habló de manera inequivocable y clara”, dijo el premier, quien aseguró ante la prensa que el resultado fue su responsabilidad