Política

Las primeras palabras de Cristina Fernández como ex presidenta: “Estoy bien, normal”

La ex mandataria confirmó que a las 15 partirá rumbo a Río Gallegos, donde está previsto que por la noche participe de la asunción de su cuñada, Alicia Kirchner

DYN78.JPG

La ex presidenta Cristina Fernández tuvo hoy un brevísimo contacto con la prensa al ingresar a su departamento del barrio porteño de Recoleta, dijo que se siente “bien, normal”, y confirmó que a las 15 partirá rumbo a Río Gallegos. 

Fernández fue abordada por la prensa en la puerta del edificio ubicado en las calles Juncal y Uruguay, de esta capital, y al ser consultada sobre cómo se sentía, tras culminar su mandato de ocho años, escuetamente respondió: “Bien, normal”.

LEA MÁS  Marcos Peña hablará el martes en el Congreso sobre la marcha del Gobierno por los 500 días

Asimismo, confirmó que a las 15 partirá rumbo a Río Gallegos, donde está previsto que por la noche participe de la asunción de su cuñada, Alicia Kirchner, como nueva gobernadora de la provincia de Santa Cruz.

Cristina Fernández culminó su mandato a las 23:59 de ayer, tras el fallo de la juez María Servini de Cubría, que hizo lugar a una medida cautelar del frente Cambiemos, en medio de la polémica por el lugar de entrega de los atributos presidenciales, que culminó en la ausencia de la ex mandataria en el acto de asunción de Mauricio Macri de este mediodía.

LEA MÁS  Denuncian a la esposa de Máximo Kirchner por millonario contrato

Antes, inauguró un busto del ex presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada, y posteriormente brindó un extenso discurso frente a una multitud de militantes que fue a despedirla a la Plaza de Mayo.

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero