Política

Cristina pidió 100 custodios para cuando deje el poder: lo habitual es menos de 30

Los efectivos de la custodia de la Policía Federal deberán viajar por turnos hasta Río Gallegos, El Calafate o la Ciudad de Buenos Aires, según sea el destino de la Presidenta

DYN11.JPG

La presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, le ordenó al jefe de su custodia, el comisario Diego Carbone, la conformación de una división especial para su propia custodia personal cuando le llegue el tiempo de ser ex presidenta y se mude a Río Gallegos. 

Las custodias de los ex presidentes suelen tener no más de 30 efectivos, que son los necesarios para hacer los relevos y cubrir todos los días, inclusive los días de franco y hacer varios turnos por día.

Sin embargo, Cristina abusará de los recursos del estado: el nuevo cuerpo tendría unos 100 efectivos de la Policía Federal y decenas de móviles. Así lo informó el diario La Nación.

La conformación de esa división está a cargo del jefe del Gabinete, Aníbal Fernández; el jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, y el propio jefe de la custodia presidencial.

Los efectivos de la custodia de la Policía Federal deberán viajar por turnos hasta Río Gallegos o El Calafate, según sea el destino de la Presidenta.

Según se prevé, ella tiene previsto viajar a la Ciudad de Buenos Aires de manera periódica para seguir de cerca la política nacional, por lo cual debería tener custodia también en esta ciudad.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro