La Salud de los Famosos

Sinead O’Connor publicó una carta suicida en Facebook: “Tomé una sobredosis”

El domingo, la intérprete de "Nothing Compares 2 U" conmocionó a todos sus seguidores al escribir un macabro anuncio en las redes sociales. La policía la halló con vida

Sinead-OConnor

La cantante irlandesa Sinead O’Connor habría intentado suicidarse el último domingo, luego de publicar un mensaje en su página de Facebook para contar que tomó una “sobredosis” de droga o medicinas. 

En las líneas que redactó, aunque todavía no lograron identificar si fue ella misma la que escribió, la artista expresa su dolor por no tener ninguna relación con su familia, como consecuencia de una “horrible serie de traiciones”.

“Me tomé una sobredosis. No queda otra para conseguir el respeto. No estoy en casa, me encuentro en un hotel, en algún lugar de Irlanda, con otro nombre (…) Si no publico esto, mis hijos y mi familia ni siquiera se enterarían. Podría llevar muerta semanas sin que lo supieran”, agregó.

La empresa de relaciones públicas de O’Connor no pudo ser contactada por la noche. Un portavoz de la policía irlandesa dijo a a la AFP que no hablaba “de individuos en particular”. Pero una fuente policial le indicó a esa agencia que la cantante fue “localizada”. Está recibiendo atención médica, según la prensa.

Sinead O’Connor anuló meses atrás todos sus conciertos porque su hijo tenía “problemas de salud que podían en peligro su vida”. Luego, en agosto, sufrió una histerectomía -extirpación del útero- que relató en las redes sociales.

En Facebook, escribió el sábado que había acabado con la industria musical: “La música se terminó para mí. La música ha hecho esto. Me ha vuelto invisible incluso para mis hijos. Me ha matado el alma. No volveré nunca a la música.”

La carta suicida:

sinead O´Connor

La traducción de la carta completa:

Esto es más de lo que se puede esperar que soporte una mujer. Lo que me han hecho esta semana fue de una horrible crueldad. Por mi esposo, mi familia, por St. Pats y por An Gardai Siochana, por mi hijo, Jake y por Donald Lunny y Angela Singleton, por la novia de mi hijo, sus amigos…

Después de todo lo que he pasado, fui forzada a hacerlo sola… Y castigada por tener que atravesar esto desde la cirugía del 26 de agosto. O desde que Shane se enfermó en marzo, esta semana me he quebrado. La retención de mis bebés, sin ninguna razón, de sus padres, Frank y Donald, y por Jake y el resto de mi familia, se han producido una sucesión de traiciones horribles. Y ha estado sucediendo desde mi cirugía. Las dos últimas noches me destruyeron. He tomado una sobredosis. No hay otra manera de conseguir respeto. No estoy en casa, estoy en un hotel, en algún lugar en Irlanda, bajo otro nombre.

Si yo no publicara esto, mis hijos y mi familia ni siquiera se enterarían. Podría estar muerta por quince días sin que ninguno de ellos se moleste por mí ni un minuto. Podría estar muerta aquí por semanas y ellos nunca se hubieran enterado. Porque, al parecer, soy escoria y merezco ser abandonada y tratada como mierda, justo cuando mi útero y ovarios se han arruinado y mi hijo está terriblemente enfermo. Soy una persona tan podrida, tan horrible madre, que me he quedado sola. Aullando por semanas. Y todos ellos me dijeron que me vaya a la mierda. Soy invisible. No le importo una pizca a nadie. Nadie se ha acercado. He muerto un millón de veces con ese dolor. Así que sí… Le agrado a los extraños… Pero mi familia no me valora en absoluto. Ellos no se enterarían si estoy muerta durante semanas si yo no les informara ahora.

Bien hecho chicos, finalmente se deshicieron de mí. Siento que el centavo no cayera antes. Soy una idiota. Cuando planearon llevarme lejos de mis bebés, ¿también planearon volverme loca? ¿Era la última gota? ¿Cómo van a explicar por qué morí? Asegúrense de decir la verdad. Barry… Ellos no lo harán. Tú eres el único que me conoce…, y la verdad. Por favor, ponte de mi lado y dila. No puedo jugar al “Twister”*. A mis hijos no les importa si yo vivo o muero, de todos modos. Tampoco a sus papás. A todo el mundo. No le hagan esto a una mujer otra vez. Que ésta sea su lección. He sobrevivido cuando John Waters lo hizo… No puedo sobrevivir con Jake haciéndolo.

* Twister es un juego en el que hay que tocar puntos de colores puestos en diferentes lugares con las manos y/o los pies. Eso genera que la gente termine retorcida para poder hacerlo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados