Sociedad

Durante 10 años pensaron que estaba muerta, pero estaba en un locutorio jugando videojuegos

Una joven china llamada Xiao Yun se escapó a los 14 años de su casa y desde ese momento estuvo en un cyber de la provincia de Zhejiang

locutorio

El fanatismo por los videojuegos en países asiáticos llega muchas veces al extremo y pueden provocar el aislamiento permanente de una persona.

Se cree que existe unas 70 mil personas en Japón que duermen en los locutorios, con casi 7 mil viviendo de forma permanente. Un ejemplo es el corto “Japan’s Disposable Workers: Net Cafe Refugees”, que muestra la solitaria vida de empleados temporales con bajo sueldo, y que no tienen la posibilidad de acceder a un departamento propio.

Estas personas se las arreglan pagando lo que corresponde a las horas de internet, situación que le da derecho a servicios sanitarios, una PC y un cubículo privado, que finalmente se transforma en su residencia.

Un hecho muy curioso ocurrió en China, una mujer de 24 años llamada Xiao Yun se escapó de su casa cuando era adolescente en la provincia de Zhejiang, y después de una intensa búsqueda la dieron por muerta.

Diez años después de su desaparición, la joven fue localizada por las autoridades locales mientras estaba jugando en un locutorio.

De acuerdo a su versión, Yun había discutido con sus padres cuando tenía 14 años y desde entonces sobrevivió en uno de los 2 mil locutorios de la ciudad trabajando en los mismos locales, y dormía en aquellos que mantenían su actividad durante la noche. Ahora debe pagar una multa de poco más de 150 dólares por resistirse a su detención.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados