Tendencias

After office: cada vez más porteños eligen la salida que “corta la semana”

Bares del microcentro, Palermo y Recoleta abren sus puertas para que los oficinistas tomen algo y se despejen después del trabajo. Se pueden gastar entre $300 y $400 por el consumo de bebidas y comidas

bar

En Buenos Aires, el after office hace rato que no es novedad, pero cada vez suma más adeptos. Estas reuniones que “cortan la semana” son cada vez más habituales y ya son una salida típica entre quienes son jóvenes y quienes ya no tanto. 

Peatonalizada desde 2008, Reconquista es la calle de estrella del after office. Allí se encuentran los bares que los oficinistas eligen para tomar algo después del trabajo y despejarse, y donde todos los 17 de marzo se festeja el Día de San Patricio.

En esta calle, los bares están todos juntos. Concentrados en menos de cinco cuadras están los irlandeses The Kilkenny y Downtown Matías, El salmón, Puerto Pirata, El verde, Bull Bar y varios más. Por supuesto, tienen algunas diferencias estéticas, pero todos tienen casi la misma propuesta: cerveza y picadas. Así lo indicó el diario La Nación.

Por supuesto, también hay opciones en Palermo, Recoleta, San Telmo y Puerto Madero, con opciones variadas que van desde propuestas tranquilas hasta las más “fiesteras”.

No se trata, sin embargo, de una salida de lo más barata.  Cada persona que se sumerge en el mundo del after office puede gastar entre $300 y $400, por el consumo de bebidas y comidas. Además, si la salida se extiende hasta la madrugada, el gasto aumentará.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Jugada K en la Justicia: desplazaron de Casación a los jueces Borinsky y Hornos

Ambos magistrados formaban parte de la Sala I de Casación Penal, un tribunal que tiene varias causas que irritan al gobierno kirchnerista

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)