Tinder

La insólita reacción de un joven tras ser rechazado en la primera cita

Unos jóvenes londinenses que se conocieron a través de la aplicación Tinder arreglaron para ir a tomar una cerveza cerca de una estación de tren. Pero nada fue cómo esperaban

cita frustrada

Lauren Crouch, una joven residente de Londres, arregló para juntarse con un chico que conoció a través de Tinder e ir a tomar unas cervezas cerca de una estación de tren de la ciudad.  

Sin embargo, el joven pidió cambiar la cerveza por un café en una cadena cercana a la estación. Encima, tras conversar durante media hora, se disculpó diciendo que una firma de alimentos, Ocado, iba a llegar a su casa en unos minutos, así es que aprovechó para ofrecerle una cena en su casa.

Crouch no aceptó la propuesta. Cada uno siguió su propio camino. Cuando parecía que iba a ser una cita frustrada, la joven recibió un mensaje de texto del chico, quien la invitaba a un nuevo encuentro. Sin embargo, ella fue determinante y, si bien le había gustado verse, no creía que hubieran tenido “química” y se despidió de él.

En una ingeniosa y extraña respuesta, el chico le escribió “Ok, me parece justo. ¿Me podrías pagar el café? No me gusta desperdiciar el dinero. Prefiero gastarlo en una cita con alguien más”.

Astuta, la contestación Lauren Crouch no tardó en llegar: “Es una pena que consideres una cita como una pérdida de tiempo cuando no termina como quieres. ¿Qué te parece si dono las 3,50 libras al proyecto que prefieras para que conserves un poco de decoro? Incluso puedo subir la cifra hasta 5 libras para cubrir lo que te costó el viaje. ¿Puedo recomendar la Royal British Legion, ya que ayer fue el Armistice Day?”.

Pero el chico, al parecer, no le importó nada su respuesta porque insistió: “Prefiero ser yo el que decida qué hacer con mi dinero. Por favor, ingrésalo en mi cuenta”, y le envió los datos para el depósito.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia