Balotaje

A las 8 de la mañana comenzó la veda electoral en todo el país

El Código Nacional Electoral prohíbe durante la veda todo tipo de declaración de propaganda política de candidatos, funcionarios o comunicadores sociales, como la difusión de encuestas y sondeos preelectorales

veda

Desde las 8 de hoy comenzó a regir la veda en todo el país de cara a la segunda vuelta electoral del domingo para elegir al próximo Presidente de la Nación entre el candidato oficialista, Daniel Scioli, y el opositor del frente Cambiemos, Mauricio Macri.

El Código Nacional Electoral prohíbe durante la veda todo tipo de declaración de propaganda política de candidatos, funcionarios o comunicadores sociales, como la difusión de encuestas y sondeos preelectorales.

La norma impide también la realización de todo tipo de espectáculo masivo durante el día de los comicios, lo mismo que la venta de bebidas alcohólicas desde la cero hora del día de la elección hasta que se cumplan tres horas de finalizada.

También está prohibido durante la veda “la portación de armas, el uso de banderas, divisas u otros distintivos durante el día de la elección, doce horas antes y tres horas después de finalizadas”.

Según establece el Código, los ciudadanos que no respeten la veda, que no rige para las redes sociales, podrán ser denunciados y sancionados si la Justicia comprueba la falta.

Por primera vez en la historia argentina, el próximo domingo se elegirá Presidente mediante un balotaje, luego de que ninguno de los candidatos lograran la cantidad de votos suficientes para ganar en la primera vuelta del 25 de octubre.

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Preocupación de inversores por proyecto de Ganancias llevó al dólar a máximo histórico

“La media sanción del proyecto de Ganancias generó preocupación entre los inversores y llevó a un cambio de cartera rápido que podría intensificarse la próxima semana”, explicó un operador

Jugada K en la Justicia: desplazaron de Casación a los jueces Borinsky y Hornos

Ambos magistrados formaban parte de la Sala I de Casación Penal, un tribunal que tiene varias causas que irritan al gobierno kirchnerista