Política

Fernando Iglesias: “El peronismo fue un totalitarismo frustrado”

En una entrevista con Nexofin, el ex diputado nacional Fernando Iglesias busca analizar el peronismo desde una óptica crítica, repasando hechos trascendentes que cuenta en su libro "Es el Peronismo, estúpido"

fernando-iglesias

Por Federico Ferreira – Redactor Nexofin

Alejado de la política en los últimos años, Fernando Iglesias, ex diputado de la nación por la Coalición Cívica, se refugió en la escritura y realizó un libro que no dejó indiferente a nadie: “Es el Peronismo, estúpido”-editado por Galerna-, que se centra en mostrar la otra cara del movimiento político que más ha gobernado en la historia de Argentina.

El escritor recibió a Nexofin para repasar los hechos más trascendentes que muestra en su libro, con una dura mirada sobre los tiempos de Juan Domingo Perón y destacando que el país está como está “por culpa de 24 de los últimos 26 años de gobiernos peronistas”. Además, habló de los candidatos a presidente y tildó a Daniel Scioli de “canalla” por usar la muerte de su padre en la elección.

Entrevista Completa

Pregunta (P): Sin duda, tu libro “Es el Peronismo, estúpido” ha tenido mucha repercusión ya que son fuertes críticas hacia el peronismo, una ideología que se atribuye la mayoría de la sociedad argentina. Por lo tanto, para empezar, me gustaría preguntarte, ¿por qué pensás que después de tantos gobiernos peronistas el pueblo los sigue votando?

Fernando Iglesias (FI): No estoy muy seguro de que el pueblo los siga votando, la gente se ha hartado, son 24 de 26 años que gobierna el peronismo. Lo han hecho muy mal y lo normal es que sea sancionado en las elecciones. El peronismo se cree que es el dueño del país y del Estado.

P: El peronismo declara que su principal característica es la “justicia social”, sin embargo, en tu libro lo ponés en duda. ¿Cuáles son los mejores argumentos para poder desmentir esta faceta?

FI: Mira, no hay ni una sola ley de las importantes desde del punto de vista de la promoción de los derechos sociales que haya sido votada durante un gobierno democrático peronista, en mi libro yo pongo el cuadro total y la mayoría son anteriores, vienen de épocas de gobiernos conservadores por iniciativas de diputados socialistas y que las pocas que tienen algo que ver con Perón fueron en la dictadura militar del 43 al 46, de la que Perón fue candidato a presidente. También muestro que es cierto que los grandes momentos redistributivos de la riqueza fueron peronistas: la primera parte del gobierno de Menem, de Perón, de Kirchner hubo un gran crecimiento de los salarios pero también los grandes derrumbes de los salarios fueron peronistas. El segundo gobierno de Perón, del 52 para adelante, fue claramente un gobierno “ajustista” y recesivo. En la década del 70, el peronismo produjo el golpe socialmente más regresivo en la Argentina, que fue el “Rodrigazo”. Todos sabemos cómo terminó la plata de Menem y todos sabemos también qué es lo que pasó después de los primeros tres o cuatro años de gran repartija de dinero con el kirchnerismo y cómo estamos ahora. Los grandes recortes de la economía y los grandes retrocesos sociales fueron obras del peronismo. Cuando hacés el balance completo resulta que el peronismo desde el punto de vista de la participación del salario en el total del PBI es de todos los grupos políticos, incluidos los militares, el que peor lo hizo y eso no es opinable sino una cuenta matemática que es muy fácil de hacer.

P: También llegaste a comparar estalinismo con peronismo, ¿qué características creés que tienen en común estos sistemas políticos?

FI: Son totalitarios. El estalinismo piensa que el partido comunista era la reencarnación total del pueblo y que todos los que no eran estalinistas y comunistas eran traidores al pueblo, el peronismo piensa más o menos lo mismo y que todos los que lo criticamos queremos que al país le vaya mal. Por supuesto que las consecuencias en la historia del estalinismo han sido muchísimo más graves que las del peronismo. Yo creo que el peronismo fue un totalitarismo frustrado, que en muchísimos casos se vio muy claro cuáles eran sus intenciones y no pudieron avanzar más. Siempre en la época de Perón crearon cortes supremas adictas, siempre intentaron controlar la Justicia, siempre obligaron a los empleados públicos a ser afiliados o adictos al peronismo, siempre persiguieron a la prensa independiente, siempre clausuraron diarios, me parece que en ese sentido el carácter autoritario del peronismo es indiscutible para cualquiera que lea la historia.

P: Señalaste que los bombardeos de Plaza de Mayo fueron una interna militar, ¿cómo llegaste a esa conclusión?

FI: Leyendo la historia. El libro muestra el primer golpe de la historia argentina que es el de 1930, el golpe contra Yrigoyen. El que está llegando en la foto de mi libro a la Casa Rosada es el general Uriburu y el que va dirigiendo toda la operación es el capitán Perón. En el 43 también, Perón fue vicepresidente de un gobierno golpista, la dictadura del 43 al 46, una dictadura de clara connotaciones favorables al eje, su principal motivo fue evitar que la Argentina entrara en guerra contra el eje de la Alemania de Hitler, la Italia de Mussolini, la Japón de Hirohito y las potencias aliadas. El libro rescata unas declaraciones de Perón explicando quién le ofrece su candidatura a presidente en el 46, no fueron los descamisados ni la CGT, fueron las fuerzas armadas. Cuando renuncia en el 55, no renuncia ante la Corte Suprema o ante el pueblo como corresponde un presidente democrático, su renuncia está dirigida a las fuerzas armadas en la que él se consideraba un delegado. Está claro que había un interna dentro del partido militar, un sector populista que era el que lideraba Perón y un sector liberal-elitista. Que se hagan cargo los que bombardearon, me parece una demostración de intolerancia esta maniobra del peronismo de poner del lado de los bombardeos de plaza de mayo a todos los que lo critican, además de ignorancia de la historia, fueron sus aliados políticos del partido militar con los que Perón participó en el golpe de 1930 y 1943.

P: Yendonos un poco más a la actualidad, destacaste que en la época de Fernando de la Rúa no tenía mayoría en el Congreso, además de otros factores que lo perjudicaban, ¿quién o quienes son los máximos responsables de lo que sucedió en 2001?

FI: Lo que estalló en el 2001 fue todo lo que sembró el peronismo menemista, la convertibilidad, el cambio en el dólar insostenible (1 a 1), el endeudamiento creciente para pagar las deudas, las privatizaciones salvajes y descontroladas, el gasto fiscal insostenible, todo eso ya estaba cuando asumió De la Rúa, que hizo un pésimo gobierno y no pudo manejar ninguna de estas variables. Esta actitud del peronismo y del kirchnerismo de adjudicarle la crisis del 2001 a De la Rúa es otra forma de ignorancia de la historia, para no mencionar que hay más gente de la Alianza en el gobierno peronista-kirchernista que en la Unión Cívica Radical; no hay nada más que hacer las cuentas: Chacho Álvarez, Abel Medina, Nilda Garré, Débora Giorgi, Diana Conti, el propio Sabbatella era el candidato de la Alianza en Morón y Luis D’Elia era candidato a concejal. Es hora de que se hagan cargo de su historia.

P: Hablando de la presidenta Cristina Fernández, haces referencia a sus vínculos con la dictadura, al igual que a Néstor Kirchner, ¿en qué medida se beneficiaron los Kirchner en aquella época?

FI: Los Kirchner eran abogados, según sus propios testimonios tenían muchos amigos desaparecidos y nunca presentaron un hábeas corpus, ni nunca defendieron a ninguna de las familias. Durante los años que gobernaron la provincia de Santa Cruz jamás hicieron nada por los derechos humanos. A lo que se dedicaron durante la dictadura es a perseguir deudores hipotecarios con el decreto 1050 de la dictadura que era una utilización feroz de las deudas hipotecarias que ahí hizo que mil argentinos perdieran sus viviendas y ahí ellos adquirieron, según sus propios testimonios y su declaración jurada, sus primeras 23 propiedades fueron durante la dictadura militar. Alicia Kirchner, ahora gobernadora de Santa Cruz, fue funcionaria de la dictadura en el ministerio de bienestar social con cargo de vice secretaria. El canciller Timerman dirigió una revista que apoyaba a la dictadura. El propio Scioli elogió a Videla por haberse animado a hacer lo que nadie se animaba, diciendo que había que ver donde iba a terminar el país sino actuaban las fuerzas armadas, eso es simplemente ver los archivos.

P: Cambiando un poco de tema, hiciste alusión a que no estamos viviendo una democracia pero tampoco una dictadura, ¿cómo definirías al sistema político actual de la Argentina?

FI: Como un régimen, una palabra intermedia. El hecho de que se elijan las gobernaciones por el voto forma parte de la democracia, pero también existen elementos que son claros de una dictadura, el intento de amordazar a la prensa es típico de la dictadura, yo puedo decir lo que a mí me parece, pero si como periodista yo voy a pedir trabajo a los medios públicos nadie me lo va a dar, porque saben que soy crítico del gobierno, eso se llama lista negra, eso es típico de una dictadura. El avasallamiento de la justicia, el intento de crear una justicia que permita la impunidad de los funcionarios es típico de una dictadura. La utilización de la violencia física a través de patotas como Luis D’Elía es también parte de rasgos de una dictadura. Es un régimen de partido único, donde insistentemente han dicho que son los únicos que pueden gobernar.

P: Centrandonos en el debate del domingo, hemos visto quizás un Macri más agresivo de lo habitual y un Scioli destacando un ajuste en caso de un eventual gobierno de Cambiemos, ¿qué análisis haces del “Argentina debate”?

FI: No vi un Macri agresivo, lo vi seguro de lo que decía y a Scioli nervioso y titubeante. Me parece que todo lo de Scioli es realmente vergonzoso, recién estaba revisando los archivos y encontré la boleta de Acción por la República, el partido de Cavallo, con su primer candidato a diputado que es Daniel Scioli. Alguien que dice que el padre se murió de un disgusto por la apertura económica y después es candidato de Cavallo, o miente o claramente es un canalla. Los 90 han sido ellos, los cuatro grandes aparatos políticos son los que han puesto las candidaturas del Frente para la Victoria: el PJ nacional, Scioli, el PJ de la provincia de Santa Cruz, Zannini, el PJ de la provincia de Buenos Aires, Aníbal y la Alianza, Sabbatella. Que se hagan cargo de su historia porque cuando el peronismo hace devaluaciones lo llaman defensa de la industria nacional y cambio competitivo, cuando les adjudican devaluaciones a los demás parecen que son el demonio. Lo de Scioli es de canalla usando la muerte de su padre.

P: ¿Se podría poner al PRO en una rama del peronismo, observando que tiene algún funcionario peronista y que hace poco Macri inauguró una estatua de Perón?

FI: La estatua la hizo la legislatura de la Ciudad con el voto unánime de toda la legislación. Yo lo lamento, no hubiera hecho una estatua de Perón. No me parece que el PRO sea peronista, me parece que los que se enfrentan en las elecciones son un aparato político del partido justicialista que ha gobernado 24 de los últimos 26 años, con resultados desastrosos y una provincia de Buenos Aires donde perdió Scioli porque hizo una gobernación horrible. Hace 28 años que gobierna el peronismo la provincia de Buenos Aires, yo que me crié en una Avellaneda moderna y progresista, puedo contar bien la historia de como destruyeron la provincia. El PRO es otra cosa, que haya elementos peronistas me parece razonable, no se puede hacer casa de brujas ni se le puede pedir a la gente que reniegue de las cosas en las que cree, a mi lo que me interesa es que la gente sea republicana y que no sea corrupta. Me parece que el PRO durante ocho años en la ciudad hizo una buena gestión, tampoco maravillosa. En ese sentido no veo ningún motivo para asimilar una cosa con otra, si alguien cree que Scioli y Macri son más o menos lo mismo, yo lo invito a que repase los ocho años de gestión de Scioli, con una provincia inundada por la droga, una provincia inundada por el agua, donde se fue a Italia cuando se le inundó, mintió sobre la cantidad de muertos en La Plata, por lo contrario, el PRO hizo una buena gestión, con dos puntas que me parecen importantes, la cultura y el transporte.

P: Diana Conti aludió a que Scioli merece ser más presidente por el hecho de venir de clase media y Macri de una cuna de oro, ¿qué te parecieron esas palabras?

FI: Son las cosas ridículas que dice Diana Conti. Scioli es el hijo de un gran comerciante argentino, “Casa Scioli” antes era como ahora Fravega, un lugar donde los argentinos compraban electrodomesticos, una empresa muy poderosa, fue también dueño de canal 9, la diferencia con Macri, que también viene de una cuna rica, es que Scioli fundió la empresa del padre. Cuando yo veo la riqueza de Macri veo que heredó una riqueza de su familia, cuando veo la de Scioli me pregunto de donde la sacó, porque después de fundir la empresa del padre, cosa que él mismo contó en el debate presidencial, acumuló una inmensa fortuna ¿de dónde salió?, aunque sean buenos sueldos no te compras La Ñata. Me gustaría que Diana Conti se interesara por averiguar de donde sacó el dinero Scioli como funcionario público, dado que no lo recibió del padre, como él mismo dice, olvidandose que fue el fundió la empresa de su padre, el que volcó la lancha, el que se le incedió el quincho, el que se le inundó la provincia, etc. Uno puede opinar lo que quiera de las políticas de Macri pero nadie puede negar que fue un exitoso gestor de Boca Juniors, que lo llevó al momento de mayor éxito deportivo, yo lo lamento porque no soy de Boca, y que hizo un gobierno en la Ciudad que fue para mí claramente la mejor gestión provincial de los últimos ocho años.

P: Si gana Macri este domingo, ¿qué va a suceder con el peronismo?

FI: Lo que va a suceder si gana Cambiemos es que el peronismo va a pasar a la oposición. Si aprovechan la oportunidad, pueden empezar para colaborar el país. Yo invito a los peronistas a votar por Macri, porque creo nada peor le puede pasar al peronismo que hacer otro gobierno, después de someter al país a 10 años de Menem y a 12 años de Kirchner, por favor no nos sometan a cuatro años de Scioli. Me parece que lo mejor que le puede pasar al peronismo es ir a la oposición, reorganizar las ideas, sacarse de encima a la gente que quiere el dinero y el poder, cuando estás en la oposición tenes mucha menos plata y mucho menos poder. Es un buen momento para que se saquen a toda esa gentuza de encima, cambien los dirigentes, ajusten algunas ideas y se transformen en una oposición republicana, que no ponga piedras, que no organice saqueos, ni paros generales, ni toda esa gran maniobra que ha llevado a este país a ser gobernado por una mafia que se ha apoderado del estado. Espero que el domingo esto se haya terminado y que el peronismo saque alguna conclusión de 24 de los últimos 26 años de gobiernos desastrosos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Barcelona ganaba con gol de Suarez pero apareció Ramos y lo igualo a los 90′

El ex atacante de Nacional había puesto arriba a los Blaugranas en el inicio del segundo tiempo, pero cuando parecía que los tres puntos quedarían en el Camp Nou, el defensa más preponderante de la historia Merengue igualó el encuentro con un certero cabezazo

Causa Hotesur: allanan tres bancos en El Calafate

Los operativos, que encabeza la Gendarmería Nacional, se realizan ahora en las sucursales de los bancos Santa Cruz, Patagonia y Nación