Debate presidencial

Duelo fashion: qué se pusieron las esposas de los candidatos en el debate presidencial

Terminado el debate, la política le hizo lugar al mundo de la moda: ¿qué te parecieron los modelitos de las posibles primeras damas?

DYN67.JPG

Una vez que todo estuvo dicho y los candidatos guardaron sus armas, Daniel Scioli (FpV) y Mauricio Macri (Cambiemos) se acercaron al centro del escenario para saludarse y sus parejas Karina Rabolini y Juliana Awada, respectivamente, subieron a saludarlos.

Mientras el locutor anunciaba que allí estaba “el próximo presidente” de la Argentina, los cuatro cruzaron saludos y momentos después cada pareja se fue del escenario por lados distintos. Pero mientras tanto: ¿qué tenían puesto?

Esta noche, Juliana Awada fue la primera en ingresar a la Facultad de Derecho de la mano de su marido y vistiendo, con la frescura que la caracteriza, completamente blanco, con un traje de pantalón de pata ancha, y con el pelo en una simple cola de caballo, que la rejuvenecía.

awada rabolini

“Una mezcla de carácter y feminidad. Hábil para encontrar el sentido práctico de la moda”, dijo a Infobae Matilde Blanco, experta en moda e imagen.

Por su parte, Karina Rabolini se presentó al debate asistió con un vestido por debajo de la rodilla, con colores más alegres pero apagados en tonos rosas, con blancos y negros, manteniendo el pelo atado en un rodete alto, en un look que intenta recuperar reminiscencias de Jackie Kennedy y de Eva Perón a la vez, algo demodé.

Dijo Matilda: “Juliana es súper elegante, simple, no se la ve demasiado preocupada por estar encima de su look. Karina es más señorial, Juliana es más simple”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”