Facebook

La justicia argentina investiga una “ingeniería social” para hackear mails desde Facebook

La justicia federal investiga el caso de una mujer que fue chantajeada por un hombre que accedió a su cuenta de mail a través de la red social

Facebook_Ipad

La Justicia federal porteña quedó a cargo de la investigación sobre un novedoso método de “ingeniería social” para hackear cuentas de e-mail a través de la red social Facebook.

Una mujer denunció que le quitaron el dominio de su cuenta de mail y le enviaron fotos íntimas que obtuvieron de allí con fines extorsivos. Esto derivó en una causa judicial que quedó a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. 

Según se desprende la causa, la denunciante aseguró que había “recibido un mensaje a través de la red social Facebook, el 19 de junio pasado, proveniente del usuario ‘Ignacio Díaz Moreno’, con quien luego de conversar intercambiaron los números de teléfono”.

El interlocutor “le solicitó si podía poner su celular como número de contacto para poder restablecer la contraseña de su mail, ya que no podía realizar el correspondiente acceso”, a lo que la damnificada accedió. Pero cuando obtuvo la clave para restablecer la contraseña, no lo hizo con su propio mail sino con el de la mujer, con lo que consiguió apropiarse del domingo de la cuenta de correo electrónico.

El interlocutor identificado como ‘Ignacio Díaz Moreno’ le advirtió, entonces, que “si no le daba un video ‘hot’ no le devolvería su contraseña”, y en ese contexto, “le envió una foto íntima que estaba guardada en el servidor” de la cuenta de Twohey.

La Sala Sexta de la Cámara del Crimen dispuso que Martínez de Giorgi investigue el hecho como el delito federal contemplado en el artículo 153 del Código Penal. Ese artículo estipula que “será reprimido con prisión de 15 días a seis meses el que abriere o accediere indebidamente a una comunicación electrónica, una carta, un pliego cerrado, un despacho telegráfico, telefónico o de otra naturaleza, que no le esté dirigido; o se apoderare indebidamente de una comunicación electrónica, una carta, un pliego, un despacho u otro papel privado, aunque no esté cerrado; o indebidamente suprimiere o desviare de su destino una correspondencia o una comunicación electrónica que no le esté dirigida”.

“El acceso ilegítimo a una cuenta de correo electrónico podría configurar una violación de correspondencia, cuestión exclusiva del fuero federal”, resolvieron los jueces Luis María Bunge Campos y Marcelo Lucini.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Subte: paro de todas las líneas por la muerte de un trabajador electrocutado

Sucedió en el Taller Colonia de la Línea H a las 2 de la mañana. El protagonista estaba arreglando un aire acondicionado. No se sabe cuándo se reestablecerá el servicio