Política

Los cesanteados tucumanos que lincharon al intendente seguirán en sus cargos

Los 440 empleados que atacaron al intendente de Concepción permanecerán en planta permanente debido a que fueron nombrados para esos cargos por el anterior jefe comunal

pic2

Los 440 empleados cesanteados que agredieron al intendente de Concepción, Tucumán, Roberto Sánchez, permanecerán en sus cargos debido a que el anterior intendente, el kirchnerista Osvaldo Morelli, antes de irse nombró en planta permanente a 440 personas y duplicó la plantilla del municipio. 

LEA MÁS  La Matanza: Magario y su campaña política en los patrulleros policiales

“Me dejaron una bomba”, denunció el nuevo líder político de Concepción mientras permanecía atrincherado en su despacho, acorralado por los empleados militantes.

El ataque que sufrió el intendente de Cambiemos sucedió debido a que los empleados se enfurecieron cuando les anunciaron que habían decidido cesantearlos, porque la municipalidad no estaba en condiciones de sostener en su plantilla a 1080 trabajadores, casi el doble de su promedio histórico.

LEA MÁS  El duro cruce entre Hernán Lombardi y Diana Conti

“Anoche llegamos a un principio de acuerdo entre las distintas partes.Hay un sector de 110 empleados que realmente tiene merecido pasar a planta permanente: son los que tenían mayor antigüedad. Otras 220 personas van a seguir trabajando como contratados temporarios o en condición de monotributistas, como venían antes”, aseguró el nuevo jefe comunal.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer