Sociedad

Alerta en Maipú: un niño muerto y otros ocho internados a causa de un extraño virus

El chico tenía 12 años y falleció el fin de semana. Autoridades del Ministerio de Salud confirmaron que intentan localizar la enfermedad y realizan estudios epidemiológicos; suspendieron las clases en todo el municipio

DYN303-clase-paro-aula

Un niño murió y ocho chicos permanecen internados en la localidad bonaerense de Maipú como consecuencia de la propagación de un extraño virus que afectó a la población en los últimos días. 

Martín Bonavida, de 12 años, estuvo varias semanas con fiebre muy alta en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. Tenía como síntomas vómitos y fuertes dolores musculares. Tristemente, murió el sábado pasado.

Mariana Galarraga, secretaria de Acción Social y Salud de ese municipio, confirmó en declaraciones a la prensa la situación y adelantó que trabaja desde ayer junto con un equipo del ministerio provincial para localizar la enfermedad y realizar estudios epidemiológicos.

“Estamos notando en los últimos 20 días un aumento de las consultas de niños de entre 4 y 14 años con síndrome febril prolongado, sin un foco claro, que tienen algunos síntomas en común. Los resultados de laboratorio nos llevaron a internar a cuatro chicos en Mar del Plata y cuatro en Maipú”, precisó en diálogo con el canal TN. Y agregó: “Están en buen estado pero hay que dejarlos internados”, agregó.

Tras la irrupción del brote, la municipalidad de Maipú suspendió las clases y todas las actividades donde haya aglomeración de chicos. La medida es por tiempo indeterminado y es coordinada con el gobierno provincial.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas