Política

La oposición criticó la compra de aviones de combate realizada por el gobierno

Legisladores opositores afirmaron que el gobierno debería dar marcha atrás con al decisión de comprar aviones de combate por 360 millones de dólares

Aviones

La posición criticó al gobierno por realizar la compra de aviones de combate por nada menos que 360 millones de dólares a menos de un mes para que termine su ciclo. 

El diputado nacional de la Coalición Cívica Fernando Sanchez y miembro de la Comisión de Defensa dijo: “No tiene ningún sentido cuando durante 12 años no se hizo nada. La flota está desguasada en mar y aire. No sé a quién le están devolviendo el favor. Seguramente las cláusulas de rescisión serán muy grandes, asegurando el negocio pese al cambio de Gobierno”.

Cabe destacar que la compra de estos aviones deberá incluir el entrenamiento de los pilotos, la adquisición de simuladores y el mantenimiento.

“Lamentablemente ellos desinvirtieron y el material que hay es viejo y obsoleto. Ahora se aparecen con estas sorpresas de último momento que vaya a saber qué esconden, cuáles serán los beneficios a particulares”, aseguró la diputada del PRO Laura Alonso.

La legisladora de la Ciudad de Buenos Aires y referente en temas de transparencia Graciela Ocaña exigió una Ley de Transición. “El Gobierno antes de irse no sólo quiere dejar en el Estado a toda la militancia K con los nombramientos que está haciendo, sino dejar también estos negocios que evidentemente ya tenían cerrados. No hay nada que amerite esto ahora. Es algo que debería hacer el próximo Presidente”, sentenció.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015