Política

Cristina Kirchner en proceso de despegarse de una eventual derrota kirchnerista

La intención de la presidenta sería que Scioli sea el mariscal de la eventual derrota y ella posicionarse como líder de la oposición a Cambiemos

DYN310.JPG

La presidenta Cristina Kirchner comenzó a preparar el terreno para una eventual derrota del Frente para la Victoria (FPV) en el ballottage del 22 noviembre. En caso de producirse, ella buscará salvarse del pase de facturas y culpar al candidato presidencial, Daniel Scioli, por no haber defendido lo suficiente el modelo económico y así ella quedaría como única líder de la futura oposición.

El jueves 29 de octubre, ante miles de militantes, Cristina Kirchner enumeró los supuestos logros de su modelo y dijo que con ellos obtuvo el 45% de los votos en 2007, el 54% en 2011 y que le causó “extrañeza” que Scioli sacó 36,8%.

La lectura en el peronismo fue: si gana Scioli, triunfará el modelo. Si pierde, según ella, la derrota será toda del gobernador bonaerense.

La otra parte del plan de Cristina, esbozada en sus discursos, consiste en garantizarse protagonismo en caso de que Macri sea el próximo presidente. Buscaría el papel de principal líder de la oposición para criticar al líder de Cambiemos, que, según ella, retrocedería en “las conquistas y la ampliación de derechos de la década ganada”.

Lo dejó claro cuando exclamó a voz en cuello el viernes último: “Después no vengan de vuelta con el que se vayan todos porque yo no voy a ir a ninguna parte y voy a estar para recordar que tuvimos la oportunidad de seguir creciendo”.

Después remató: “Vamos a quedar todos los que estamos y todos los que somos”.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado