El drama de los famosos

Silvio Soldán reveló cuánto dinero le robaron en su casa

El actor, que durante la semana fue operado por una 'infección del tracto urinario', sufrió el asalto a su vivienda de Colegiales

f700x390-312848_351866_0

No fue una buena semana para Silvio Soldán.

Es que tras ser internado en San Carlos de Bariloche por una “infección del tracto urinario”, el conductor y locutor tuvo que volver de manera urgente a Buenos Aires ya que se enteró que su casa de Colegiales había sido desvalijada por un grupo de delincuentes.

Ayer, Soldán dio una entrevista a América Noticias, y contó las sensaciones que vivió en estos días.

“Fue la mejor semana de mi vida”, ironizó el conductor respecto al inconveniente de salud que tuvo más el robo del que fue víctima. “Estuve muy mal, y llego acá y me desvalijaron toda la casa. Se llevaron todo”, agregó.

Soldán, dio precisiones sobre el asalto y manifestó que “en todos los ambientes es igual. Rompieron la caja fuerte. Tienen que ser varios y hacer mucha fuerza”. “Había mucho dinero, mucho”, añadió.

Ante las cámaras, el locutor mostró cómo quedó su dormitorio, y notablemente nervioso expresó: “Revolvieron todo… Te sentís violado”. Y luego opinó: “Siempre supuse que alguna vez me iba a tocar. Sabían que no estaba, porque estaba internado”.

Respecto a si tiene sospechas sobre quién llevó a cabo el robo, indicó que “la única sospecha que tengo…. pero no puedo decir que los maten porque es políticamente incorrecto. Que les vaya bien, que sean muy felices”.

“Por lo menos, si se llevaron todo lo que se llevaron, no hubieran revuelto todo”, concluyó.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición