Vatileaks II

Nuevo VatiLeaks: el Papa Francisco ordenó detener a dos funcionarios por filtrar información

Un alto prelado español y una laica fueron acusados de filtrar documentos

papa francisco

El arresto de un alto prelado español de la curia romana y una laica durante el fin de semana, acusados de haber filtrado documentos reservados, cayó como una bomba y dejó al Vaticano una vez más en el centro de un escándalo.

Ayer trascendió que por expresa voluntad de Francisco la gendarmería arrestó a dos “cuervos”, como aquí suele llamarse a los culpables de filtrar material sensible. Pocos días antes de la publicación de dos libros que prometen revelar documentos inéditos sobre las finanzas de la Santa Sede, terminaron tras las rejas Lucio Ángel Vallejo Balda, monseñor del Opus Dei, y una abogada y experta en relaciones públicas amiga de aquél, Francesca Immacolata Chaouqui.

Ambos habían sido miembros de una comisión creada en julio de 2013 por Francisco para analizar las estructuras económicas y administrativas de la Santa Sede, que fue disuelta una vez cumplido su mandato. Chaouqui, una atractiva mujer de 33 años, lobbista, amiga de uno de los autores de los libros y que ya había dado que hablar en el pasado, fue excarcelada y liberada porque comenzó a colaborar.

Monseñor Vallejo Balda, de 54 años, acusado, como ella, de “sustracción y divulgación de noticias y documentos reservados”, en cambio, se encuentra en la misma celda del Palacio de la Gendarmería del Vaticano.

“En cuanto a los libros anunciados en los próximos días debe decirse claramente que también esta vez, como en el pasado, son fruto de una grave traición de la confianza del Papa”, sentenció el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, en el mismo comunicado.

Se trata de Via Crucis, del periodista Gianluigi Nuzzi (también autor del best seller Su Santidad, los papeles secretos de Benedicto XVI), y Avaricia, de Emiliano Fittipaldi, que saldrán a la venta pasado mañana.

Vallejo Balda -riojano criado en Astorga y apodado “el contador de Dios” por sus dotes de gran administrador, eficiente y expeditivo- había sido nombrado por Francisco secretario general de la comisión creada para analizar las finanzas del Vaticano. Vallejo Balda había logrado que su amiga Chaouqui, lobbista calabresa, hija de un marroquí, cercana al Opus Dei, se convirtiera en la única mujer, y la única italiana, designada en la misma comisión.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

La insólita revelación de Hebe de Bonafini sobre Milagro Sala

A pocas horas del comienzo de una nueva Marcha de la Resistencia, la titular de Madres de Plaza de Mayo, pidió por la “pronta liberación” de la detenida líder de la Tupac Amaru