Policiales

Seguridad en picada: un preso se hizo pasar por Oyarbide

Un recluso de la seccional de Lincoln logró darle órdenes a la Policía como si fuera el juez federal. En uno de los engaños, una agente fue violada. El preso fue trasladado al penal de Sierra Chica

policia bonaerense

Con tan solo sus dotes de artista y un teléfono celular, un preso de la seccional de Lincoln, a 300 kilómetros de Capital, logró hacerle creer a un grupo de policías que estaban recibiendo órdenes de un juez federal. Siguiendo las directivas del supuesto magistrado, enviaron a una agente recién recibida a hacer “tareas de inteligencia” que derivaron en abusos sexuales varios.

El autor de semejante trama fue identificado como Jorge Celentano Arce (48), quien antes de ser trasladado a Sierra Chica como consecuencia de este caso estaba detenido en la cárcel de Junín por extorsión.

Según se precisó en el expediente, el 11 de octubre pasado Celentano llamó desde el penal a la comisaría de Lincoln haciéndose pasar por el juez federal Norberto Oyarbide. Dijo que necesitaba “personal femenino” para una investigación sobre narcotráfico. La agente actuaría de encubierto, indicó, y se reuniría con distintos “informantes” que le darían datos sobre una banda.

De acuerdo a las instrucciones del impostor, además de mantener estos encuentros la agente (que según el pedido debía ser jove y linda) debía llevarle mercadería a un hombre que estaba preso y que estaba colaborando en la investigación: Celentano.

Para reforzar la orden, el estafador llamó también a la comisaría haciéndose pasar por un secretario del ministro de Seguridad Bonaerense, Alejandro Granados. Fue así como, insólitamente, logró que los policías le creyeran y designaran a una agente novata con poca experiencia para cumplir con las órdenes.

A partir de ese momento, el falso Oyarbide comenzó a instruir a la incipiente agente para interiorizarla en el caso. Antes que nada le pidió, por ejemplo, que le mandara fotos a su celular para conocerla. Y también le indicó cómo debía vestirse para encontrarse con cada uno de sus “informantes”.

Abuso sexual por información falsa

La trama se descubrió porque los “informantes” requerían a cambio de los datos favores sexuales.

Según informó Sergio Dima para Clarín, el extorsionador coordinaba desde la cárcel con una agencia de remises para que pasaran a buscar a la mujer policía por algún punto. Celentano adoctrinaba a los choferes sobre lo que debían decirle a la agentey que era la supueta información, y luego escuchaba por el teléfono que la policía tenía que dejar abierto los favores sexuales que pedían los “informantes” a cambio de dar datos.

Así, según fuentes de la investigación, hubo al menos cinco encuentros entre la oficial y los falsos delatores. En tres, el sexo fue simulado, uno llegó a la categoría de abuso simple y un quinto episodio se trató de una violación. Fue entonces cuando la víctima le contó todo a su jefe y el caso llegó a la Justicia de Junín.

En paralelo, el verdadero juez Oyarbide había hecho ya una denuncia porque se había enterado de que alguien estaba haciéndose pasar por él. Y a partir de la causa por la violación de la oficial, también se involucró Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad, que pasó a disponibilidad al jefe de la comisaría de Lincoln.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”