Salud

Azúcar, grasas o carbohidratos: ¿qué es peor?

Un estudio demostró que todas las calorías no son iguales. Las calorías del azúcar son peores porque se convierten en grasa en el hígado, aumentando la resistencia a la insulina y el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y del hígado

grasas-trans

Investigadores de la Universidad de California San Francisco y de la Universidad Touro California, aseguran en un informe en la revista médica Obesity, que la reversión de males como colesterol alto, presión alta y otras enfermedades metabólicas ocurre sin reducir calorías, y sin pérdida de peso.

“El estudio definitivamente muestra que el azúcar es metabólicamente dañina, no por sus calorías o por su efecto en el peso, sino porque es metabólicamente peligrosa, porque es azúcar¨, indica en un comunicado el investigador jefe Robert Lustig, un pediatra endocrinólogo del Hospital de Niños Benioff San Francisco de la UCSF.

Y agregó: “Este estudio de intervención internamente controlado es una sólida indicación de que el azúcar contribuye al síndrome metabólico, y es la más fuerte evidencia hasta la fecha de que los efectos negativos del azúcar no se deben a las calorías o a la obesidad”.

Jean Marc Schwarz, un especialista del Colegio de Medicina Osteopática de la Universidad Touro, y uno de los principales autores del estudio, calificó el descubrimiento como “asombroso” y resaltó la importancia de que los padres vigilen el consumo de azúcar en los niños.

El estudio monitoreó a 43 niños de 9 a 18 años de edad, que tenían por lo menos otro desorden metabólico crónico.

Los niños recibieron por nueve días alimentos con restricción de azúcar y aumento de almidones para mantener los niveles de grasas, proteínas carbohidratos y calorías iguales a lo que comían antes del experimento.

“Al quitar el azúcar, los niños comenzaron a responder mejor a los indicadores de saciedad” dijo Schwarz. “Nos dijeron que sentían que habían comido más, pese a que consumieron el mismo número de calorías que antes, solo que con mucho menos azúcar. Algunos dijeron que los estabamos abrumando con comida”, siguió explicando, según lo consignado por el portal La Gran Época.

Los resultados fueron impresionantes: se detectó en los pequeños desde la reducción de la presión arterial a los triglicéridos y el colesterol malo.

Este estudio demuestra que todas las calorías no son iguales. Las calorías del azúcar son peores porque se convierten en grasa en el hígado, aumentando la resistencia a la insulina y el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y del hígado.

“Esto tiene enormes implicaciones para la industria de los alimentos, las enfermedades crónicas y el costo del cuidado de salud”, señalaron los investigadores.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO