Salud

Dormir mucho no es tan bueno: ocho desventajas de amar la cama

Casi todo el mundo ama dormir, y prefiere quedarse remoloneando durante los fines de semana en vez de despertarse. Pero cuidado: aunque es necesario respetar las horas de descanso del cuerpo, pasarse de la raya también trae consecuencias

dormir

El sueño tiene un delicado equilibrio. Aunque los médicos recomiendan entre 7 y 8 horas de sueño, lo cierto es que las horas de sueño dependen de las necesidades de la persona y, por ejemplo, durante la niñez y la adolescencia las personas requieren más horas de sueño para recuperar sus energías completamtene. Te contamos muchas veces sobre los beneficios del sueño, pero: ¿Qué pasa cuando nos pasamos de la raya?

Si estabas pensando en dormir todo el fin de semana, prestá atención a los efectos adversos que puede generar esta (tentadora) práctica:

1. Tenés más probabilidades de desarrollar diabetes. Los diabéticos duermen de más porque están más fatigados. Pero también la diabetes aparece con más frecuencia en la gente que duerme más de la cuenta. Un estudio en Quebec encontró que la gente que duerme más de 8 horas tiene casi el doble de riesgo de padecer diabetes tipo 2.

2. Podés desarrollar enfermedades coronarias. Dormir más de 8 horas quiere decir que el cuerpo no está adentrándose lo suficiente en sueño profundo, lo que implica que no se descanse lo suficiente. Consecuencia: corazón cansado.

3. Posiblemente vas a estar más cansado. Nuevamente: si duermes más de 8 horas quiere decir que no obtienes suficiente sueño profundo y que tu cuerpo busca tener más descanso. Quienes duermen de más, muchas veces no tienen sueño REM.

4. Tenés más probabilidades de sufrir un ACV. Un estudio mostró los resultados de 10 mil casos y revela que la gente que duerme más de 8 horas tiene 46% más de probabilidades de tener un ACV. El problema es que no se sabe el porqué.

5. Tenés más probabilidades de ser obeso. Parece que ser obeso genera más cansancio porque está asociado a problemas como la apena. Aunque hay que acotar que dormir poco también hace que se genere más cortisol, la hormona que hace acumular más grasa.

6. Podrías tener más dolores de cabeza y menos buen humor. Dormir demasiado altera la química cerebral. Disminuye los niveles de serotonina, el químico vinculado al humor y a los dolores de cabeza.

7. Tenés más probabilidades de padecer una depresión. Dormir demasiado no es indicador de que estás deprimido (sólo 15% de la gente que duerme demasiado está deprimida), pero sí aumenta el chance de presentar una depresión en algún momento de la vida. Los psicólogos recomiendan a sus pacientes regular lo más que puedan sus patrones de sueño.

8. Podrías morir más joven. La gente que duerme demasiado tienda a morir más joven que aquellos que tienen patrones normales de sueño. Parece que el dormir demasiado está vinculado a condiciones mentales y a la pobreza, lo que contribuye a disminuir la expectativa de vida. Pero no es causa y efecto.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ganancias: Gobierno tiene un plan para obligar a negociar a Massa

Desde el oficialismo amenazan con una sesión escandalosa en la cual se rechazarían todos los proyectos de la oposición que tratan el tema de Ganancias

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas