Las Fotos de los Famosos

Conmoción por la foto de Natalia Oreiro sin maquillaje

Una foto de la uruguaya recién despierta provocó un entredicho entre los panelistas de Intrusos

Natalia-Oreiro-y-Flavia-Pintos

Natalia Oreiro se fotografió en medio de un vuelo con la conductora charrúa Flavia Pintos, y los comentarios en el programa de Jorge Rial no se hicieron esperar.

El más crítico fue Tartu, quien sentenció que la cara de la actriz era “de separación“, y arriesgó que estaba “llorando por (Ricardo) Mollo”.

Marina Calabró, por su parte, defendió a Oreiro: “Es cara de avión, ¿qué querés? Todos tenemos una mala foto. Rescatemos el gestode sacarse una foto en esa circunstancia”.

LEA MÁS  Audio: tras la agresión, la Negra Vernaci se burló de Mercedes Ninci

“El avión te pone mal. Tendría que ser ley que no se pueda sacar una foto ni grabar a nadie hasta dos horas de transcurrido eldesembarco de un vuelo. Esto es antidemocrático, es un golpe a la belleza de Natalia, que es bellísima“, acordó Rial.

Leyendo el graph que decía “Oreiro con o sin maquillaje es la más bella”, Tartu redobló la apuesta: “Con maquillaje es más bella, chicos de la producción. Ella siempre dijo que tiene problemas de piel, que no puede comer mucho chocolate, que le saca granitos, tiene que cuidarse”.

LEA MÁS  El difícil momento de Raúl Rizzo

“Hubo una época en que no se podía tomar un perfil porque tenía alguna imperfección en la piel”, sumó Daniel Ambrosino.

Fue el conductor quien dio por terminada la discusión: “La palabraimperfección y Natalia Oreiro en la misma frase no existe”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Análisis de los motivos que tiene Cristina y sus aliados para que caiga Macri

Mientras define su destino judicial, la ex presidenta trabaja a tiempo completo para debilitar al actual mandatario y sacarlo de la cancha

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/poli-10.jpg

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

Para la AFIP, la Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria