Causa Hotesur

Ruta del dinero K: otro hotel prueba que Lázaro Báez y los Kirchner son socios comerciales

La información acerca de esta alianza aparece en el expediente “Hotesur”, que investiga si los hoteles de la familia presidencial fueron usados para realizar maniobras financieras ilegales

lazaro-baez

Confirman que en el año 2013, el empresario Lázaro Báez, investigado por lavado de dinero en la Argentina y el exterior, se asoció con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner para explotar un emprendimiento económico en la Patagonia.

LEA MÁS  El intendente de Itatí declaró y negó ser parte de una banda narco

De acuerdo a lo comprobado por el diario Clarín, se trataría de un hotel, por el cual habrían concretado una sociedad comercial.

Báez y su hijo Martín adquirieron la sociedad “La Aldea del Chaltén S.A”, que maneja uno de los hoteles K, justamente La Aldea, ubicado en El Chaltén, Santa Cruz.

La sociedad habría sido creada por Adrián Berni, un ex administrador de otro hotel presidencial, el Alto Calafate; y por el escribano de Báez, Leandro Albornoz.

LEA MÁS  Indio Solari: los productores pidieron policía adicional para "proteger" la plata

Según pudo saber Clarín, Báez padre compró el 50 % de la sociedad “La Aldea del Chaltén S.A”; mientras que su hijo Martín adquirió un 45 % restante. El 5 % de las acciones restantes tienen un dueño aun anónimo.

La información acerca de esta alianza comercial entre los Kirchner y los Báez aparece en el expediente “Hotesur”, que investiga si los hoteles de la familia presidencial fueron usados para realizar maniobras financieras ilegales.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

Análisis de los motivos que tiene Cristina y sus aliados para que caiga Macri

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/poli-10.jpg

Mientras define su destino judicial, la ex presidenta trabaja a tiempo completo para debilitar al actual mandatario y sacarlo de la cancha