Sociedad

Liberaron al padre del chico asesinado a golpes en Ostende

Leonardo Aguilera fue puesto en libertad luego de que se comprobara que no estuvo en la ciudad en el momento del crimen. La fiscalía indagará hoy a la madre del menor, quien es la principal sospechosa

Leonardo-Aguilera-padre-niño-muerto

Leonardo Aguilera, padre del niño de dos años asesinado a golpes en la localidad bonaerense de Ostende fue liberado este martes, luego de que la justicia comprobara que no estuvo en esa ciudad cuando murió su hijo. 

Fuentes vinculadas a la investigación señalaron que Aguilera recuperó su libertad al mediodía después de que varios testigos confirmaron que entre el viernes y el domingo -cuando se estima que murió el niño- se encontraba en la localidad de Maipú.

Los informantes indicaron además que el fiscal Juan Pablo Calderón, de los tribunales de Pinamar con jurisdicción en la zona, planea indagar hoy miércoles a la madre del niño, Claudia Ayala.

El fiscal buscará con la indagatoria definir si la imputa en la causa por el homicidio del niño. Además, intenta determinar si hubo otras personas que pudieron haber participado en el crimen o en el encubrimiento del mismo, añadieron las fuentes.

Los investigadores judiciales dispusieron ayer el arresto de los padres del niño, que no conviven en pareja, luego de que pobladores de Ostende encontraron el cadáver en un baldío de ese balneario bonaerense. El cuerpo del menor fue trasladado a la ciudad de La Plata, donde será sometido a una autopsia en la asesoría pericial para determinar científicamente las causas de la muerte.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Para Camaño, el problema con Sala es culpa del Gobierno, pero “eso no quiere decir que tenga que ser liberada”

La diputada massista opinó que “ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática”

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017