Política

Cibers K: un militante arrepentido reveló cómo se financia la campaña sucia en internet

Un cibermilitante que cobra sueldo del Estado explicó a Noticias cómo funcionan las campañas en contra de los políticos. ¿Al apoyo de quién van los recursos de Florencio Randazzo?

ciberK

No es la primera vez que se escucha hablar de “cibermilitante”, ni que se sepa que estos “trolls” (como se los llama en los foros) son pagos, pero: ¿Cuánto slae verdaderamente esta forma de capaña sucia y cómo se financia?

Un cibermilitante a sueldo de Florencio Randazzo habló por primera vez con la Revista Noticias y reveló los detalles de las campañas 2.0 con las que los candidatos se embarran unos a otros. El hombre, que no quiso revelar su nombre para protegerse de represalias, dio ejemplos y números de cómo funciona la militancia rentada en la web.

¿Cómo funciona la militancia “ciber”?

“Como primera medida, se crea una cuenta en Facebook, Twitter o cualquier red social con datos falsos que se asemejen a los de una persona real, es decir, escoger un nombre, buscar fotos, determinar sus gustos y lo más importante, una marcada ideología política que va a defender en cada publicación”, explicó el militante, que enseguida explicó que existen diferentes categorías dentro de este trabajo.

LEA MÁS  Enojado con Macri y Marcos Peña, Lousteau ya piensa en volver y competir

“El rango más bajo es para aquellos que trabajan desde su casa y sólo tienen la autorización para dar retuit o compartir todo lo publicado en las cuentas oficiales, ya sea del candidato o la agrupación política a la que representan. Por otro lado, están los que cumplen un horario dentro de las oficinas generalmente del área de prensa y comunicación, de lunes a viernes o sábado, domingo y feriados. Ellos comparten, atacan y defienden a la persona que el jefe correspondiente a cada turno les indique. Y finalmente, quienes tienen una mayor cercanía al político pueden utilizar las redes en cualquier horario y lugar. No cualquiera llega ahí”, aclaró.

LEA MÁS  Pese a la polémica, desde Scouts de Argentina niegan haber dejado la Iglesia Católica

El precio de la militancia

“Quienes van a las oficinas y manejan una cuenta, tienen sueldos fijos de 9.000 y 10.000 pesos”, aseguró la fuente de Noticias, y siguió: “Aquellos con mayor cercanía al político cobran de 20.000 en adelante, pero manejan entre cinco y diez usuarios”.

A los que trabajan desde casa, “se les paga internet más un plus de 1.000 o 2.000 pesos, eso depende del intendente o puntero que los haya contratado”.

LEA MÁS  Pablo Moyano se burló del Gobierno por el escándalo en el Correo

Por último, el cibermilitante entrevistado reconoció que trabaja para Florencio Randazzo y cobra un sueldo del Estado. Pero entonces¿ para quién hace fuerza el ministro de Interior y Transporte?

“Para Scioli no. Seguimos convencidos, más allá de la decisión de Cristina, que el candidato era Florencio. Aunque muchos de los que decían defender a Randazzo hoy levanten la bandera de Scioli. Como el caso de Diego Brancatelli, quien decía que Scioli era el ‘candidato de Magnetto’ y hoy lo elogia como nadie”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Luciana Báez contó que Néstor le decía a Lázaro qué casas debía alquilarle

La hija del emrpesario kirchnerista fue citada a declaración indagatoria y complicó aún más a su padre, quien alquilaba viviendas a la sociedad “Los Sauces”, perteneciente a la ex familia presidencial

DYN01, BUENOS AIRES, 07/07/2016, LUCIANA BAEZ EN LOS TRIBUNALES DE COMODORO PY. FOTO:DYN/ALBERTO RAGGIO. http://www.nexofin.com/archivos/2016/07/dyn01-1.jpg

Milani, a las piñas en la cárcel por una mayonesa

Tandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián GastiarenaTandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián Gastiarena http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/milani-1.jpg

El ex jefe del Ejército terminó a golpes de puño con un interno debido a que se negó a compartir una frasco de mayonesa que le había llevado su hijo