Policiales

Triple crimen: denuncian que Aníbal Fernández mandó a negociar con el preso Lanatta

Un abogado "enviado" por el jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner se acercó al penal de General Alvear con la meta de que el condenado niegue sus afirmaciones acerca del vínculo del jefe de Gabinete con la venta de droga

º

El lunes a la noche, el periodista Francisco Olivera habló por el aire del canal Todo Noticias (programa Odisea Argentina) sobre una reunión realizada el pasado 22 de agosto en el penal de General Alvear que buscó debatir acerca de algunos puntos alrededor del llamado Triple Crimen de la Efedrina.

Allí, en la Unidad 30 del Sistema Penitenciario Bonaerense, se alojan los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez, entre ellos, Martín Lanatta, quien apuntó a Aníbal Fernández como el instigador de los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Según dijo Lanatta, Fernández era llamado en el ambiente como “La morsa”.

De acuerdo al relato de Olivera, publicado en el portal Urgente 24, la reunión fue solicitada por el abogado Antonio Solibaret, quien se presentó como un “enviado” del jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.

“Solibaret se presentó como buscando un acuerdo”, explicó Olivera. Supuestamente, el “enviado” buscaría que Lanatta se desdiga de las afirmaciones que dio en exclusiva al programa Periodismo Para Todos. Cabe recordar que Aníbal Fernández es candidato a la gobernación bonaerense, por lo que las declaraciones del condenado lo afectan de cara a la próximas elecciones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas