Elecciones 2015

Scioli no mantendría a Randazzo y anunció a Urribarri como su ministro del Interior y Transporte

"Si soy presidente, Sergio Urribarri será Ministro del Interior y Transporte", adelantó el candidato del Frente para la Victoria. El entrerriano se sumaría a los nombres de Diego Bossio, Alberto Pérez, Maurice Closs, quienes ya fueron anunciados

urribarri-scioli

El candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, anunció hoy que si llega a ser presidente, el actual gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, será su ministro de Interior y Transporte.

Scioli realizó esta declaración a la prensa en la capital uruguaya de Montevideo, donde se reunió con el presidente del país vecino, Tabaré Vázquez.

“Vengo con Urribarri porque si llego a la presidencia va a ser mi ministro de Interior y Transporte”, expresó el aspirante del kirchnerismo a suceder a la presidenta Cristina Fernández. De esta manera, bajó cualquier tipo de rumor sobre la continuidad de Florencio Randazzo en esa cartera.

Scioli ya había confirmado al gobernador de Misiones, Maurice Closs, como su ministro de Turismo y Deporte si llega a la Casa Rosada.

Urribarri se tuvo que bajar de su precandidatura presidencial en el kirchnerismo al igual que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, luego de que la presidenta Fernández eligiera como candidato único del oficialismo al actual gobernador bonaerense.

Mientras el mandatario entrerriano realizaba su campaña proselitista, realizaba duras criticas hacia Scioli.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Las inundaciones ya provocan un quebranto para el campo cercano a u$s 2.000 millones

Por la superficie anegada, los expertos calculan en ese monto el impacto en el cultivo de soja. El gobierno de Santa Fe estimó en cuatro millones las hectáreas afectadas

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/i.jpg

Santa Fe inundada: fuertes reproches del Gobierno nacional a la administración socialista

http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/l-1.jpg

El gobierno de Mauricio Macri y el de Miguel Lifschitz mantienen una relación tirante. El temporal amenaza con destruir los puentes construidos entre ambos