Brasil

A Dilma Rousseff la investigan por corrupción, pero aduce que la quieren derrocar

Acorralada por la Justicia y las amenazas de un impeachment en el Congreso, la presidenta de Brasil denunció que el país vive un “golpe democrático a la paraguaya"

DYN11.JPG

Acorralada por la Justicia y las amenazas de un impeachment en el Congreso, la presidenta Dilma Rousseff denunció que Brasil vive un “golpe democrático a la paraguaya”, en alusión a la destitución en 2012 del entonces mandatario Fernando Lugo. 

Esa fue su primera reacción al conocer la condena del Tribunal de Cuentas al manejo fiscal del gobierno en 2014.

Según informó el diario Folha de São Paulo, la declaración de la jefa de Estado tuvo lugar el jueves durante una reunión a puertas cerradas con sus 31 ministros. En ese encuentro, y al estilo del Gobierno argentino, Dilma recurrió a la ironía del “golpe democrático”, al sostener la posibilidad de que la oposición recurra a un mecanismo institucional para apartarla del poder.

El dictamen del Tribunal de Cuentas concluyó que el Gobierno cometió una serie de irregularidades para maquillar en 106.000 millones de reales (cerca de 28.200 millones de dólares) el resultado del presupuesto de 2014.

La oposición sostiene que ese dictamen es una “prueba” de que Rousseff violó la Ley de Responsabilidad Fiscal, lo que daría sustento jurídico a los reiterados pedidos de que se inicie un juicio político con el objetivo de destituir a la presidenta.

La mesa de entradas del Senado recibió el dictamen del tribunal y el presidente de la Cámara alta, Renan Calheiros, tiene previsto remitirlo ahora a la Comisión Mixa de Presupuesto. La comisión tendrá un plazo de 82 días para estudiar el informe, debatirlo, presentar enmiendas, someterlo a votación y enviarlo al pleno del Congreso.
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vuelos VIP: Entre Ríos gastará una suma millonaria en vuelos de lujo del gobernardor

En contra de la necesidad de austeridad por parte de los funcionarios, dado el delicado momento de la economía nacional, el gobierno entrerriano estima pagar una tarifa que casi duplica el valor de mercado para los vuelos de su gobernador

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017