Sociedad

En Japón, las mujeres pueden alquilar hombres para llorarle en el hombro

La idea surgió porque en el país asiático aseguran, que al igual que en otras partes del mundo, muchas chicas tienen que soportar cargas extra de presión solo por su condición femenina

mujeres alquilan hombres para llorar

En Japón está de moda un curioso servicio que consiste en el alquiler de los “Ikemeso”, término que proviene de la unión de ikemen (guapo) y mesomes (llorar) por unos 60 dólares la hora. 

Las mujeres pueden contratar un hombre para desahogarse y liberar el llanto en su hombre. La empresa permite a las mujeres elegir el perfil social deseado, y así, por ejemplo puede escoger entre un “dentista”, un “chico malo” o un ‘intelectual’.

LEA MÁS  Test: ¿Aprobarías este examen de ortografía?

El responsable de este negocio es Hiroki Terai, quien dijo al diario El País que su servicio “es de fiar” y que, si sos una mujer japonesa, un pedido de “Ikemen” puede ser útil de la siguiente manera: primero, te ayuda a que llores, aunque no se especifica si existe un protocolo para lograrlo o si la usuaria debe asegurar el desenlace mediante alguna prueba previa.

LEA MÁS  Suspenden a una profesora por publicar una "provocativa y picante" selfie

Luego, cuando ya lloraste y te desahogaste, tu “Ikemeso” procederá como un verdadero seductor y con todo el cariño te tocará la mejilla con dulzura y limpiará tus lágrimas con un pañuelo de papel.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Venezuela anunció su retiro de la OEA, luego de que convocaran a reunión de cancilleres

El Gobierno de Nicolás Maduro decidió dar un paso al costado de la organización continental; la entidad había aprobado convocar a los ministros de relaciones exteriores para tratar la crisis en ese país

Delcy Rodríguez http://www.nexofin.com/archivos/2016/12/delcy-rodrguez.jpg

Autorizan a CFK a viajar a Europa: deberá pagar $ 300.000

DYN04, BUENOS AIRES, 07/03/2017, LA EX PRESIDENTE CRISTINA FERNANDEZ, LLEGA A LOS TRIBUNALES DE COMODORO PY. FOTO:DYN/PABLO MOLINA. http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/dyn04-27.jpg

La ex presidenta recibió la autorización del juez federal Claudio Bonadio, quien también le exigió que se presente en su juzgado 48 horas después de su regreso