Caso Nisman

Le devolvieron a su dueño el departamento en el que vivía el fiscal Nisman

Además quitaron la custodia que tenía apostada allí la Policía Federal por disposición de las autoridades judiciales luego de que el ex fiscal apareciera muerto el 18 de enero pasado

leparc

La Justicia liberó el departamento del edificio Torres Le Parc, de Puerto Madero, en el que vivía el fallecido fiscal Alberto Nisman y se lo entregó a su dueño para su libre disposición. 

Juntamente con la entrega del departamento a su propietario, también fue levantada la custodia que tenía apostada allí la Policía Federal por disposición de las autoridades judiciales luego de que el ex fiscal apareciera muerto el 18 de enero pasado.

Fuentes judiciales revelaron a la agencia de noticias DyN que “ya se ha formalizado la entrega de la unidad funcional a su propietario, por orden del titular del juzgado civil 99”, Camilo Almeida Pons.

El departamento fue entregado a Sergio Edgardo Acevedo, quien le alquilaba el inmueble a Nisman (primero con un contrato firmado, luego con un acuerdo de palabra) y concurría personalmente a cobrar las mensualidades.

Para adoptar la decisión de entregar el departamento fue necesario el consentimiento de la fiscal Viviana Fein y también del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien investiga al entorno de Nisman por presunto “lavado de activos”.

El departamento parece no formar parte de los bienes sospechados como propiedad de Nisman y puestos a nombre de presuntos testaferros, tal el caso del automóvil Audi Q3 aún estacionado en las cocheras de Le Parc.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vuelos VIP: Entre Ríos gastará una suma millonaria en vuelos de lujo del gobernardor

En contra de la necesidad de austeridad por parte de los funcionarios, dado el delicado momento de la economía nacional, el gobierno entrerriano estima pagar una tarifa que casi duplica el valor de mercado para los vuelos de su gobernador

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017