Selfie

Morir por sacarse una “selfie” en situaciones extremas

Lo que parece una simple moda, registrar un acontecimiento único, no entiende de peligro

selfie-mortal1

Un adolescente ruso llamado Andrey Retrovsky se cayó de un edificio cuando se fotografiaba subido a lo más alto de la estructura, según informa el periódico británico Mirror.

Precisamente en Rusia, la preocupación del gobierno por esta cuestión lo llevó incluso a lanzar una campaña informativa en la que advierte de los peligros de este tipo de fotos.

LEA MÁS  Un hombre busca a la chica que le sacó la última foto con su hijo antes de morir

Otro caso es el que le ocurrió a fines de septiembre a un turista japonés, quien falleció tras caerse por las escaleras de entrada del famoso monumento indio Taj Mahal mientras se fotografiaba a sí mismo.

Las excentricidades forman sin duda parte del tema. Deleon Alonso Smith, un joven de 19 años de Texas (EE. UU), murió en agosto por un tiro en la garganta cuando se le disparó una pistola con la que se estaba fotografiando con su teléfono.

LEA MÁS  Infidelidad: sorprendió a su novia en la cama con otro y la escrachó en Facebook

Otro rasgo de este nuevo peligro es la búsqueda de alturas de un edificio o montañas para causar estupor con la imagen. Y sino se busca lo alto, se busca lo exótico.

A esto último apuntó Anna Ursu, una rumana de 18 años, que decidió subirse arriba de un tren de Iasi. Tras cumplir el objetivo, su cuerpo entró en contacto con unos cables por los que pasaban 27.000 voltios, no sobrevivió.

LEA MÁS  "¡Quiero la baja ya!": un cliente estalló en una sucursal de Telecentro
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO