Política

Scioli, golpeado por la imputación por “lavado” de su principal aliado en el sindicalismo

Cuando aún no se había definido la figura del gobernador como el candidato del Frente para la Victoria en las presidenciales, el titular de la UOM ya había decidido que lo acompañaría. Una denuncia por "sobres" con dinero obligará a Scioli a despegarse del sindicalista

calo-scioli

“No me extraña, en la CGT hay dirigentes que tienen una visión demasiado conservadora. Los respeto, pero hay una distancia enorme entre los ellos y a quiénes representan”. Las palabras son de abril de este año y pertenecen al ex precandidato presidencial Florencio Randazzo, al referirse al titular de la UOM, Antonio Caló, quien desde un primer momento se había inclinado por brindar su apoyo al gobernador bonaerense. 

La imputación en la Justicia por presunto lavado de dinero contra Caló no sólo dañó la imagen del dirigente sindical, sino también lastimó al candidato presidencial, dada su cercanía con el representante de los metalúrgicos. Fuentes judiciales informaron hoy que el Ministerio Público requirió una investigación penal porque Caló y otros imputados habrían cobrado 20 mil dólares mensuales de 1987 a 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM.

A menos de un mes de las elecciones, Scioli buscará alejarse del dirigente, con quien se reunió en los últimos días. Según Ámbito Financiero, la semana pasada Caló actuó como “vocero” de Scioli ante los sindicatos, al proponer alcanzar un pacto social entre empresarios y gremios en caso de que Scioli gane los comicios.

Sin embargo, la propuesta fue rechazada de plano por sus colegas sindicales. El temor de los gremialistas es que ese pacto social implicara techos a los aumentos salariales a partir de diciembre. Según explicó el periodista Mariano Martin en Ámbito Financiero, “el paso en falso del metalúrgico incorporó ruido en la relación entre Scioli y los sindicalistas peronistas, que hasta ahora parecía idílica”.

El desafío de Scioli ahora será despegarse de Caló en medio de una denuncia que podría traer dolor de cabeza a su “sprint” final electoral dada su cercanía con el metalúrgico, pero al mismo tiempo no perder el apoyo de los sindicatos, pieza clave para la gobernabilidad, en caso de ganar las elecciones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ganancias: Gobierno tiene un plan para obligar a negociar a Massa

Desde el oficialismo amenazan con una sesión escandalosa en la cual se rechazarían todos los proyectos de la oposición que tratan el tema de Ganancias

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas