Judiciales

Caló, imputado por lavar 20.000 dólares mensuales durante veinte años

El gremialista muy cercano al Gobierno está siendo investigado por la Justicia. El dinero e correspondía al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM

anotnio calo

El titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, varios gremialistas de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y hasta los hijos del fallecido jefe de ese sindicato, Lorenzo Miguel, fueron imputados del delito de “lavado de dinero” por la fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales.

Fuentes judiciales informaron hoy que la representante del Ministerio Público requirió una investigación penal porque los imputados habrían cobrado 20 mil dólares mensuales de 1987 a 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM.

El requerimiento de la fiscal fue hecho ante el juez en lo penal económico Pablo Lladarola.

El requerimiento de la fiscal fue presentado ante el juez en lo penal económico Pablo Yadarola y solicitó, además, las inhibiciones de los bienes de Caló y de los otros acusados, entre los que resaltan los hijos de Miguel.

Lorenzo Miguel fue el jefe del sindicalismo peronista durante más de tres décadas, desde 1970 hasta su fallecimiento en 2002, y encabezó tanto la UOM como la rama política del gremialismo nucleado en las 62 Organizaciones peronistas.

Además la pesquisa alcanza a los dirigentes de la UOM Juan Carlos Chumen, Lisandro Zapata, Aníbal Martínez y al resto del secretariado nacional y a las autoridades del Instituto de Seguros SA.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Noviembre vio la primera suba interanual de producción de autos de los últimos 12 meses

El crecimiento de la producción de noviembre es el primero que registra el sector en los últimos 12 meses: el último registro positivo se remonta a noviembre de 2015, cuando creció 0,5% interanual

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre