Famosos en problemas

Una modelo aseguró haber sido drogada en una fiesta de Justin Bieber

Bailey Scarlett acusó al cantante y a su equipo de drogarla mientra se encontraban en un estudio de grabación

Modelo

La modelo australiana Bailey Scarlett acusó a la estrella pop Justin Bieber y a su equipo de drogarla mientras se encontraban en un estudio de grabación en Melbourne, Australia. 

La joven modelo de 18 años fue invitada por Bieber y su equipo a una “listening party”, una fiesta que se realiza después de la grabación de un tema.

Scarlett publicó en Facebook su experiencia y aclaró que mientras ella se encontraba hablando con otras modelos alguien le introdujo una sustancia en su bebida.

La modelo aseguró haberse sentido mareada y su visión empezó a nublarse, por lo que se puso a llorar. Justin se acercó a ella para intentar consolarla.

Los síntomas de Scarlett fueron empeorando con el pasar de los minutos, por lo que decidió salir del lugar y llamar a una ambulancia para que la lleve a un hospital.

Desde el equipo de Bieber aseguran que nadie introdujo droga en el estudio y  el organizador del evento, Alex McDonnell, cree que la modelo sufrió un ataque de pánico.

Click para ver las imágenes

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

¿Massa fogonea el paro general? Se reunió con la cúpula de la CGT

El dirigente político mantuvo una extensa reunión con el triunvirato que conduce la confederación gremial en una de las salas de Diputados; el 4 de febrero pasado, habían anunciado un paro contra el Gobierno

DYN43, BUENOS AIRES 22/02/17, LA CGT QUE CONDUCE EL TRIUNVIRATO INTEGRADO POR JUAN CARLOS SCHMID, HÉCTOR DAER Y CARLOS ACUÑA SE ENCONTRABAN REUNIDOS ESTA TARDE CON REPRESENTANTES DEL FRENTE RENOVADOR ENCABEZADOS POR SERGIO MASSA.FOTO.DYN/JAVIER BRUSCO http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/dyn43-1.jpg

López habló sobre Sueños Compartidos: “No existía inducción para contratar a la Fundación”

José López y Julio De Vido http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/poli3-1.jpg

Para López, no hubo delito en la causa, aunque hay decenas de pruebas sobre el desvío de fondos a las cuentas de los hermanos Schoklender y sus empresas