Judiciales

Prostitución VIP: denuncian a ex funcionario del Gobierno con mensajes, fotos y videos

El hombre en cuestión estaría vinculado con Emiliano Volpe, un relacionista público al que se lo acusa de la misma actividad, que es quien le habría brindado estos servicios a David Bisbal

walter-soto

Un ex empleado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Walter Soto, de 32 años,
está siendo investigado en el marco de una causa por venta de drogas, aunque en los últimos días fue vinculado a la prostitución VIP.

La Agencia Federal de Inteligencia analizó su celular y descubrió cuál era la verdadera razón por la que viajaba tanto al exterior y se relacionaba con ricos y famosos, de acuerdo a lo publicado por Perfil.com.

La acusación fue realizada por el fiscal federal Federico Delgado, quien en las últimas horas solicitó que Soto sea procesado e indagado por el delito de trata de personas al igual que su socia en la productora We Love It, junto a otros cuatro sospechosos más.

Para el fiscal, Soto y Bergonzi (ambos en libertad) se dedicarían a captar mujeres jóvenes mediante promesas de trabajo en el exterior.

Soto aparecía en fotos rodeado de bellas mujeres, pero también junto a personalidades de distintos ámbitos, como el coreógrafo Aníbal Pachano, el periodista Jorge Lanata o el futbolista Néstor Ortigoza.

A Emiliano Volpe, un relacionista público acusado en el marco de la misma investigación, se lo ve en una foto junto al cantante español David Bisbal y el abogado Fernando Burlando. En un mensaje Volpe le dice a Soto que “dos de sus chicas estaban con Bisbal”, y que por ese motivo no habían podido concurrir a un evento.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados